jueves, 11 de abril de 2013

Brevedad inmortal.


Por Ondina León ©


“La luz que en tus ojos arde / si los abres, amanece. / Cuando los cierras parece / que va muriendo la tarde…”. Y las penas son muchas, ya sabemos: se atropellan, pero no nos matan. Y las guitarras deshojan sus notas una a una para alegrarnos sutilmente, mientras la voz de Barbarito Diez resuena a lo largo de una de las islas más tristes que jamás se haya podido imaginar. Triste y verde. Luminosa y triste. Dura como una roca carnívora del Caribe: jaula al viento que ha perdido su perla en el mar… “Perla marina / que en hondos mares / vive escondida entre corales…”. Y las “Amargas verdades” que nos hacen decir “aunque sea una mentira, di que me quieres, di que me quieres…”. La gracia divina de la música y la poesía, a veces, se derrama sobre los seres más inesperados, como sobre Antonio Gumersindo Garay García, Sindo Garay, nuestro trovador mayor.

Este 12 de abril se cumple el 146 aniversario del natalicio del que fue llamado, con toda razón, por Federico García Lorca, “El Gran Faraón”. Sin formación musical alguna, sólo con su enorme talento creativo y su voracidad por la vida, Sindo ha dejado como parte del patrimonio cultural cubano canciones de una perfección y una belleza tan sólidas como las pirámides: “La tarde”, “Perla marina”, “Amargas verdades”, “La Bayamesa”, “Guarina”, “Retorna”, “Tormento fiero”. Y muchísimas más. En cualquier latitud, ya sea en las voces de María Teresa Vera, Miriam Ramos, Xiomara Laugart, Gema Corredera o Pablo Milanés, los versos y las notas de estas canciones nos estremecen el alma y nos recuerdan que, sea como sea, es un hecho que somos cubanos y hay una parte esplendente de esa cubanía que nos define tanto como nuestras peores pesadillas y nuestra locura infinita.

Tal vez, ante el acoso sostenido de letras y músicas que no son tales, pero que nos imponen como maravillas creativas los medios de difusión de aquí, de allá y de acullá, sería saludable volver con regularidad a la música de Sindo Garay, a su poesía transparente y breve, a sus melodías complejamente sencillas y a su amor por la belleza de su tierra, de las mujeres y de la vida. Uno solo de sus versos vale más que todas las adocenadas letras de los llamados ritmos urbanos de ahora o el “cubatón”, tan ordinario y falsamente lascivo: Osmany García y su “Chupi Chupi” jamás podrán compararse con la sobria elegancia, misteriosa y dulce, de las letras de Sindo Garay, quien siempre debería tener un ramo de flores frescas y olorosas en su tumba, en Bayamo.

Cuando celebró su centenario, en 1967, Sindo declaró: “¡Ahora que cumplo cien años, comprendo lo breve que es la vida!”. Y es cierto que la vida es muy breve, se viva veinte o cien años, pero en esa brevedad, algunos elegidos como él esculpen la eternidad a golpes de belleza y de amor por la vida, derrotan la soledad y nos engrandecen.



12 comentarios:

Simon-Jose dijo...

Hay cosas que son llevadas de la mano de Dios.
Hoy, cuando manejaba por el expressway de regreso del trabajo, acompañado de recuerdos escondidos en los pliegues del tiempo, venía cantando con mi afinación de gallego amolador de tijeras.... La Tarde.
Y ahora, leyendo este maravilloso post-homenaje solo se me ocurre decir, a mi que solo se hablar de política y hablo de política hasta cuando estoy callado.....
GRACIAS ONDINA.

Un fuerte abrazo,
Simón José.

Anónimo dijo...

Ondina, esta vez usted ha sido breve, pero intensa con este hermoso homenaje a uno de los grandes de la trova cubana. Usted también está dejando monumentos al honrar a los artistas de verdad. Gracias por recordarnos a Sindo y sus bellas canciones. Maestro Josevelio gracias por su apoyo incondicional a la cultura. Excelente Gema en su Perla marina.

Enrique Aguirre

Gino Ginoris dijo...

Emocionante texto, gracias Ondina.
¿Recuerdan a Mirian Ramos cantando Perla Marina? Para mi es de las mejores que escuche en Cuba.
Abrazo a todos.

Anónimo dijo...

Ondina sorprende siempre. Bello texto que rescata la memoria musical. Las canciones de Sindo Garay han sido muy cantadas y lo seguirán siendo por su belleza. Nada que ver con el horrible y cansón reguetón y sus "estrellas" mudas. Saludos a todos

Margarita León

Simon-Jose dijo...

Estimados amigos,
Por estos días mis comentarios son cortos porque la mayor parte del tiempo la dedico a las elecciones en Venezuela.

Hay algo que siempre me impactó de Sindo Garay, además de sus maravillosas composiciones:
Su cubanía.
Por supuesto que habiendo nacido en 1867 su niñez se desarrolla en tiempos de guerra, guerra patriótica, y esto siempre marca la mentalidad de un niño. Pero creció viendo guerra, muertes, heridos, oyendo a los que luchaban cuales eran las causas de aquella lucha. Fue testigo en su niñez y adolescencia de la esclavitud ya que esta fue abolida siendo él adolescente. Siempre he pensado que esa es la principal razón para que no le pusiera a sus hijos nombres españoles. Los nombró: Guarionex, Guarina, Hatuey, Caonao y Anacaona.
Aquí se mezclan sus raices indigenas y su formación cubana libre de España.

Un abrazo cubanísimo a todos,
Simón José.

Anónimo dijo...

El Chupi-Chupi es tan cubano como Perla Marina. Esta es la musica que hace el pueblo. Ondina siempre criticando, aun cuando habla bien de un trovador cubano. Le falto mencionar a otros cantantes que viven en Cuba y que cantan a Sindo, pero parece que lo hiso a proposito para manipular la realidad. Esta bueno el post pero incompleto.

Elpidio Valdes

Anónimo dijo...

Ondina es una original
Gracias Eve por permitirnos disfrutarla
Carinos a los dos
y gracias por la musica
Manolo

Anónimo dijo...

Elpidio: ¿Por qué no aprovechó y mencionó a los que cantantes que viven en Cuba e interpretan creaciones de Sindo? ¡Siá cará!



Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Excelente homenaje a un grande de la trova cubana. Sindo tuvo una larga y fructífera vida. A mí la versión de "Perla Marina" de Miriam Ramos y Gonzalito Rubalcaba me parece un dúo de dos virtuosos que se lucen, pero matan la poesía de Sindo. Lo siento, no me gustan. Me quedo con Barbarito Diez o Gema. Elpidio Valdes como siempre "atravesao", llevandole la contraria a Madame Ondina, pero sin argumentos sólidos. Parece que es masoquista y disfruta que los comentaristas le caigan en pandilla. Gracias a Simon José, a Teresa, a Aguirre, Margarita y Manolo por sus aportes. Maestro Josevelio yo sé que usted sabe que Ondina es un gran tesoro para todos. Gracias.

Cristobal

Gino Ginoris dijo...

Elpidio, si tienes razón amiguito, Silvio Rodríguez también canta Perla Marina y lo hace de la forma más conmovedora que puede, parece un peo dando vueltas dentro de un cartucho.
(Cartucho: es una cosa que no creo sepas lo que es, pero para que tengas una idea es como la funda de la almohada en la que reposa su famélico cerebro, pero de papel)
Te compro tu ortografía.

Anónimo dijo...

Gino: Sé que si se lo pido de favor usted me permitiría a mí comprarle la ortografía a Elpidio.


Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Teresa y Gino ustedes se creen democraticos pero estan de acuerdo con Ondina que manipula la realidad y habla de lo que le conbiene y no menciona a artistas por que viven en Cuba o son revolucionario. Silvio, Pablo, Amauri Perez, y otros cantantes tambien cantan a Sindo aun que a ustedes no les guste. Sindo es de todos y no de los "exiliados" que se mueren de nostalgia. Sindo amaba a Fidel (igual que Bola de Nieve) y sabia que era un libertador para su patria. Esto esta documentado. Lo de la ortografia no me molesta por que lo importante es el mensaje. Gracias camaradas.

Elpidio Valdes