viernes, 1 de febrero de 2013

El éxito de los fracasados.


Por Ondina León ©


Las peluquerías también son foros públicos en los que se debaten temas trascendentales para la existencia de la humanidad, como el color del cabello, la pintura de uñas de moda, el último modelito que lució la celebridad más escandalosa o lo que está sufriendo fulanita por la infidelidad del marido. Sin embargo, a veces, se peca y se discuten asuntos francamente obscenos, como la política, algún evento histórico o fenómenos sociales.

El caso es que mi peluquera cubana —mujer inteligente y culta que delirantemente lee buena literatura—, que es adicta a compartir novelas, artículos y ensayos sobre los más diversos temas, le envió a una clienta suya, una lesbiana panameña al parecer culta, el artículo que Zoé Valdés escribió sobre el personaje (que no poeta) que fue invitado a la toma de posesión del presidente Barack Hussein Obama, titulado “La grandeza de Reinaldo Arenas, la vulgaridad de Richard Blanco”.

El tópico aparentemente debía ser literario, pero, en realidad, fue y es político y, asombrosamente, con violencia se tornó histórico-social. Y en la vorágine de dardos lanzados a diestra y siniestra, a tontas y a locas, nos vimos involucradas unas cuantas de sus fieles clientas, en plena peluquería, una soleada mañana miamense, en el corazón de la Mancomunidad Hispánica de Naciones, divino gallinero olorosito...

Nuestra hermana panameña montó en cólera y se sintió ofendida por lo que Zoé escribió sobre Blanco y aprovechó para salir del clóset (¿político?) y arremeter contra los cubanos y la novelista que, según ella, le produce náuseas por su vulgaridad y su “aberrante” militancia anti-castrista. En principio, ella rechaza que los cubanos, que viven y desviven en los Estados Unidos, se consideren “únicos”, y sólo cubanos y no “hispanos” o “latinos”. Pero para mí, estos términos, bien vistos, han sido impuestos por la mentalidad racista de los sociólogos supremacistas anglosajones y los burócratas del Censo Nacional, que se pasan todo el tiempo justificando sus elevados salarios en un juego macabro de repartir etiquetas y poner cuños a grupos humanos, supuestamente con la intención de hacer justicia y distribuir la beneficencia a las “minorías”, desposeídas y discriminadas. El complejo de culpa de una sociedad exitosa como la estadounidense no tiene límites y ni parangón: es generosidad por culpabilidad.

Por otra parte, esta hermana panameña parece que desde su infinita cultura y su actualizada información desconoce que muchas encuestas y estudios sociológicos de instituciones serias —en algo hay que gastar los presupuestos— han llegado a la conclusión que todos los grupos étnico-culturales, que han invadido los Estados Unidos en un proceso de reconquista sostenido e infinito, creando esta aldea global, prefieren identificarse a sí mismos por su gentilicio propio, es decir, los cubanos se reconocen como cubanos, no como hispanos; los colombianos, como colombianos; los mexicanos, como mexicanos, y así hasta recorrer toda la geografía al sur del río Bravo y terminar de bruces en Tierra del Fuego. A lo sumo, ya cuando se naturalizan, estas tribus, orgullosas y prósperas, admiten que se les clasifiquen como híbridos del Primer Mundo: cubano-americano; colombo-americano; mexico-americano… Pero siempre resaltando la maravilla de donde salieron huyendo hacia el Norte, “revuelto y brutal”, como dijo Martí, otro de los nuestros, mucho más “americano” que cubano, a juzgar por su mentalidad y los años que vivió en el continente y no en la isla posesa.

Mi peluquera se cuestionaba en voz alta el por qué los cubanos somos tan mal queridos por nuestros hermanos de América Latina —fíjense que no digo “América Cretina” ni “América Letrina”, como nos llaman algunos indignados—, que coexisten con nosotros en Miami, y en el foro se barajaron algunas posibles causas: ¿la Ley de Ajuste Cubano? ¿Nuestra típica arrogancia? ¿Nuestra teatralidad desbordante? ¿Porque hablamos a gritos? ¿Porque no somos indios, sino blancos, negros y mulatos? ¿Envidia de nuestros éxitos en todas partes del mundo? ¿Porque nos deben la labor fundacional de desbrozar y asfaltar una gran urbe en la que hablan su idioma, el español, y viven con seguridad?

Cada cual esgrimía alguna razón de peso, pero al final, probablemente, sean todas juntas, porque esta es la naturaleza humana: despreciar al prójimo al que le debemos algo. La gratitud, suprema virtud, esclaviza. Lo cierto es que los cubanos, con todas nuestras virtudes y nuestros defectos —ni más ni menos que el resto de nuestros hermanos— hemos sabido sobrevivir a nuestra tragedia y a nuestra vocación suicida, en diferentes latitudes y climas, y nos hemos hecho sentir óptimamente.

Si bien hemos fracasado como pueblo y aún tenemos una feroz dictadura de 54 años, que extiende sus tentáculos imperialistas por nuestro continente en su versión chavista y con la complicidad de gobiernos “democráticos” y el aplauso aberrante de las izquierdas y la desidia de todos, la verdad es que todos los días triunfamos como individuos. Y hasta mayoritariamente hemos sabido metamorfosear nuestro exilio en una condición humana superior, porque somos ahora más abiertos, más cosmopolitas, más políglotas, más humildes, más soñadores y hasta más éticos. Quemar las naves es la mejor espuela para conquistarnos a nosotros mismos y al mundo hostil. Por supuesto, siempre hay honrosas excepciones en este mar de desprecio a lo cubano y hay personas, decentes y lúcidas, que reconocen nuestras hazañas y a las que sí podemos llamar hermanos, porque nos valoran justamente.

No fue el caso de esta panameña que insistía en canonizar a Richard Blanco —¿Quién es? ¿De dónde salió? ¿Por qué desprecia a Miami? ¿Qué obra literaria tiene?—, que ni es poeta ni es “orgullo hispano” ni nunca se le podrá aproximar a Reinaldo Arenas —¿Lo habrá leído?— como hombre ni como escritor. Su inmoralmente largo y baboso “poema” quedará en la historia como una mancha innombrable de su currículo personal, porque él no “representa” a nadie, y mucho menos a los cubanos. Una vez más, se quiera o no, Zoé Valdés tiene la razón.



39 comentarios:

Zoé Valdés dijo...

Gracias, Ondina, ay, la panameña, panameña... Saludos.

Simon-Jose dijo...

Ondina y Zoé,

Besos y abrazos para "ambas dos".
Ando escaso de tiempo, pero mi corazón y mis sentimientos andan a vuestro lado.
Las quiere siempre,
Simón José.

PD:
Un saludo y un abrazo a todos, mis estimados amigos.

Anónimo dijo...

Cuando las personas como las señoras Ondina León y Zoé Valdés dicen lo que piensan claramente, resultan ser "aberrantes", políticamente incorrectas y hasta intransigentes. ¿Por qué? ¿No se supone que todos seamos sinceros y directos porque somos libres? Esto también tiene su precio porque los seres humanos en su mayoría le tienen miedo a la libertad y no saben ser libres. Apoyo a estas dos cubanas que sí tienen lo que hay que tener. Es una pena pero es cierto que nuestros "hermanos" nos desprecian. Gracias Ondina por tu lucidez. Gracias Josevelio por este blog siempre sorprendente.

Enrique Aguirre

Anónimo dijo...

La señora Ondina es una racista que desprecia a los "indios" como se ve en su artículo. Su ironía y su humor negro es una falta de respeto a los latinoamericanos que vemos en Cuba un símbolo y una esperanza para ser libres del Imperio. ¡Viva Chávez!

Anónimo dijo...

Las personas talentosas como Madame Ondina siempre logran sintetizar en un título la esencia de los conceptos y opiniones que tienen. Este título de "El éxito de los fracasados" es genial. Porque como bien dice Ondina, fracasamos como pueblo pero hemos triunfado como individuos. Y por esto nuestros "hermanos" nos envidian. Sí, la palabra clave es envidia ante la proeza de salir de Cuba sin nada, sólo con la fe y el talento, y sobrevivir, fundar familias, crear empresas y vivir libres, ayudando a los que quedaron atrapados en la pesadilla. Gracias Ondina, Zoé y Josevelio por ser parte de los mejores cubanos y tener el valor de enfrentarse a los cómplices del castrismo. Y sí, Richard Blanco es el "poeta" que se merece el prosaico socialista de Obama, que quiere destruir lo mejor de los Estados Unidos, pero que espero que no lo logre. Saludos a todos, en especial a Simón José que reapareció.

Margarita León

Anónimo dijo...

El hermano latinoamericano que vea en Cuba "un símbolo" para ser libres, o es ciego o es un malvado con intereses en las dictaduras castrista y chavista, por lo que NO es mi hermano. Madame Ondina No es una racista, sino una mujer libre que dice lo que piensa y lucha con sus ideas y su pluma magistral contra el castrismo y sus simpatizantes. ¡Viva Cuba Libre!

Mara Villa del Valle

Frida M dijo...

Verdades dichas con gracia y firmeza. Carácteristicas claves para sobrevivir, en el exilio cubano que la autora conoce muy bien, así como el entorno de political correctness que nos agobia.
Gracias Ondina León. Un fuerte abrazo JosEvelio.

Anónimo dijo...

Tu debes ser la abuela del Maduro (por la parte india por supuesto)

Anónimo dijo...

Muy bien expresado por parte de Ondina y Zoe. Comparto y comprendo a ambas. Aquí el problema de la panameña y del venezolano que odia "el imperio" es que culpa a los Estados Unidos de sus fracasos y esto opaca su visión de la realidad. El que psicológicamente se siente esclavo de cualquiera que esté en el poder, por sus riquezas o cultura siempre culpa a otros de sus fracasos. Creo que el fracaso del socialismo es evidente, tanto en Cuba como en Venezuela. Cualquier cubano que ha luchado en el exilio, habiéndolo perdido todo sabe que la culpa por dejar suceder esto es del propio pueblo cubano. Si, perdimos la libertad en Cuba, pero la obtenida en el exilio no ha sido gratis, comenzamos de nuevo y hemos trabajado muy duro. Luchamos por lo que queremos, no esperamos un "amo" llamado Castro o Chávez nos de las soluciones ni nos mantenga. Todo esto es incomprensible para los que psicológicamente nunca han sido libres y se sienten subyugados por los que han triunfado en cualquier terreno. El que odia al triunfador nunca lo será.
El triunfo tiene muchas variantes y niveles, la madre que logra pagar una buena educación para su hijo, el que se compra, al fin, el carro para ir al trabajo. El que logra trabajando y estudiando sacar adelante su familia, el que tiene metas y lucha por ellas. Ya lo dijo Martí "hay dos clases de hombres: los que luchan y construyen y los que odian y destruyen". El exiliado de cualquier país que triunfa pertenece al primer grupo. Los otros viven amargados envidiando a los demás y no deben desviarnos del camino trazado, su única labor en este mundo es recordarnos el ejemplo que no debemos seguir.
Mis felicitaciones a Ondina, Zoe, Simon Jose, Margarita, Enrique y Mara

Alicia D. C.

Anónimo dijo...

A veces pienso que las mujeres siempre tienen más valor que los hombres y para muestra Madame Ondina y Zoé, que dicen sus verdades y las defienden con un arma mortal, la inteligencia. Lo que hace que sean muy envidiadas porque son libres. Para mí, Richard Blanco es un "hispano" pre-fabricado como el presidente, sacados los dos de la nada para venderlos en el mercado de los idiotas, los marginales vagos y los acomplejados. Excelente post el de Ondina, como siempre. Gracias a todos.

Cristobal

Anónimo dijo...

Todos estos comentaristas que están apoyando a Ondina y a la vulgar de Zoe son racistas. Seguro que todos son cubanos superiores, "únicos" y triunfadores. ¡Viva Chávez!

Anónimo dijo...

Mujeres como Zoe y Ondina,son las que salvan que mi orgullo de ser cubana, a veces lo quiera tirar en el primer laton que me tropiece.

Gracias a las dos.Cuando crezca, quiero ser como ustedes.

Nieves Caceres.

Anónimo dijo...

Mejor dicho, imposible.

Anónimo dijo...

Felicidades a Ondina por este acierto. Saludos al maestro JosÉvelio.

Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Los cubanos son odiados en todas partes porque tienen mentalidad absolutista. El día que lo reconozcan, comenzarán a aprender a ser mejores personas y dejarán de ser esos "tiranos simpáticos" que se creen.

Anónimo dijo...

Estoy convencido de que la mayoría (no todos, por supuesto) de nuestros "hermanos" de America Latina se alegran y quieren que siga la dictadura en Cuba no sólo por complejos anti-imperialistas, sino también por razones económicas. ¿Se han puesto a pensar en la competencia que se le haría a Cancún, México, si Cuba fuera libre y un país normal? ¿Y a Las Vegas? ¿Y a República Dominicana? Detrás de la complicidad con la dictadura de los Castros hay millones de dolares en juego. Es así de sencillo. Por eso en Miami los sentimientos anti-cubanos tienen detrás el hambre de poder político y económico de los otros "hispanos". El que pueda demostrarme lo contrario, que lo haga. Muy bueno el artículo de Ondina y muy buenos los comentarios, incluidos los de esos o esas que le dan vivas a Chávez y que los delatan.

Fabrizio del Dongo

Esperanza E. Serrano dijo...

Saludos, amigos.
Ondina y Zoé, como siempre, ponen "el dedo en la llaga" lo cual molesta a muchos.
Para mi ambas tienen razón.La mayor parte de las veces (por no decir siempre) comparto sus opiniones.
Hay un abismo infinito entre Richard Blanco y Reinaldo Arenas, eso es indiscutible. Como también hay un infinito punto de convivencia e identificación de Obama con los izquierdistas sociolista y hasta con los musulmanes extremistas.
Creo que después de leer el artículo de Zoé, el brillante post de Ondina, y los comentarios publicados aqui, no me queda nada nuevo que aportar al tema.
No obstante, responderé al anónimo que escribió:


"Los cubanos son odiados en todas partes porque tienen mentalidad absolutista. El día que lo reconozcan, comenzarán a aprender a ser mejores personas y dejarán de ser esos "tiranos simpáticos" que se creen"

No estoy de acuerdo con ese criterio absolutista.
He tenido la oportunidad de compartir con muchas personas, de diferentes nacionalidades, que nos quieren, nos respetan y hasta nos admiran por nuestras características cubanas, nuestro desmedido apasionamiento por defender nuestros ideales,nuestros criterios, y por la tenacidad que mostramos en nuestras decisiones personales de defender la ideología o la posición politica que abrazamos como la mejor, ya sea de derecha o de izquierda.
El mundo está dividido. Existen muchas tendencias politicas. Cada cual se identifica con la que más le conviene.
Los holgazanes -personas que les gusta ser mantenidas, dirigidas, manipuladas y explotadas por un gobierno absolutista como el de los hermanos Castro- adoran y le rinden pleitesía a todo lo relacionado con el régimen implantado por la mafia de Fidel Castro en Cuba, y su consecuente injerencia en el resto de L.A. y del mundo asi como su sonado odio a Estados Unidos, con el cual justifican todos sus actos terroristas.
De la misma manera, a pesar de nuestro fracaso como pueblo, hay muchísimas personas en el mundo que se identifican con los cubanos que nos negamos a cooperar con esa tiranía, que no claudicamos con sus abusos y desmanes, y a la cual combatimos, con los escasos medios que tenemos a nuestro alcance, con todas las fuerzas de nuestros corazones.
Cubanos exitosos hay en todas partes del mundo. Hay buenos y hay malos cubanos exitosos en todas las esferas socio-politicas, culturales y económicas
En la extrema izquierda sociolista el más célebre es el mismo Fidel Castro.
En la extrema derecha,la misma
Zoe, es un buen ejemplo de escritora triunfadora.
No alcanza el espacio para nombrar a todos los cubanos exitosos fuera de Cuba, obligados a vivir exiliados. La lista es larga.
Gracias JosEvelio por este maravilloso blog. Gracias a los amigos que han dejado sus comentarios. Saludo especial para Enrique Aguirre, Margarita, Maravilla del Valle, Cristóbal
Un abrazo a todos.
Espe

Anónimo dijo...

Somos cubanos punto y aparte. Y si les da URTICARIA o sea picazon por nuestros logros como pueblo, pesele a quien le pese,vayan corriendo a la farmacia a comprar Benadril.

Capullito de Aleli.

Anónimo dijo...

¡¡Viva Ondina! ¡Viva Zoe! ¡Viva Esperanza! ¡Viva Josevelio! ¡Viva Capullito de Alelí!

Una Cubana Sin Fronteras

Simon-Jose dijo...

Anónimo 5:29, 14:48 y 22:50

¿Para qué explicarte algo?
¿Para qué decirte lo que te espera?

Mejor te relato dos cuentos (los cubanos somos muy "cuentistas", ¿lo sabías?)

Cuento Nro. 1)
Erase un borracho que, de tan borracho que iba, no podía mantenerse en pie y caminaba recostándose a un muro paralelo a la acera.
Y, de pronto, tropezó con algo en el suelo.
Era otro borracho que estaba caído y no se podía levantar.
Le dijo: Mira pa'eso, hip. Que borracho, hip, estas, caído en, hip, el piso, ¿no te, hip, da pena?
Y el borracho ya caído le reponde:
No te apures, hip. Deja, hip, que se te, hip, acabe el muro.

Cuento Nro. 2)
Erase un niñito cubano, hijo de un funcionario, en un país de America Central asistiendo a la escuela. A su lado se sentaba un niñito natural de aquella región que todos los días llevaba para la merienda dos platanitos muy "apetitosos".
El cubanito miraba los platanitos con la boca hecha agua y el otro niñito se dio cuenta y le dijo, con burla:
Eeeehh, YO TENGO PLATANITOS.
Y el cubanito bajó la cabeza y por la noche le contó al padre y éste le dijo: Mañana, si sucede lo mismo, le dices que los cubanos tenemos una Revolución Socialista.
Al día siguiente se repitió la situación y, en su momento el niñito cubano le dijo al otro: Dice mi papá que los cubanos tenemos una revolución socialista.
El otro se tuvo que quedar callado y por la noche le contó a su padre lo que le había dicho el cubanito.
A su vez, este papá le dijo a su niño:
Si mañana sucede lo mismo le dices que nosotros también tendremos una revolución socialista.
Y se repitió todo de nuevo y, en su momento, el niñito centroamericano le dice al cubanito:
Dice mi papá que nosotros también tendremos una Revolución Socialista.
Y el niñito cubano, sin tener que preguntarle a su padre le respondió al momento:
Y SE TE JODERAN LOS PLATANITOS.

Ya sabes, anónimo, "guerra avisada no mata soldado"

Un saludo, un abrazo y mis cariños a todos,
Simón José.

Simon-Jose dijo...

Capullito de Alelí,
Gracias por aclararme. Yo estaba en un error.
Siempre pensé que la picazón que les da a estos especímenes era provocada por un parásito llamado "Oxiuro".

Un abrazo,
Simón José.

Anónimo dijo...

Gracias, una vez más, Madame Ondina, por motivar con tus revolucionarios textos (en el buen sentido de las palabras) estos comentarios tan excelentes, como los de Simón José (que esta vez ha estado genialmente profundo y gracioso) y los de Esperanza, extensos y contundentes. Como dice Nieves Caceres, estos cubanos son los que me llenan de orgullo. Gracias a todos por no quedarse callados y salir a defender lo mejor de Cuba y el hambre de libertad que tenemos todos. Josevelio, me quito el sombrero ante su blog, que ya es mío. Saludos.

Enrique Aguirre

Anónimo dijo...

¿Ya Ondina y Zoe Valdes habrán recibido este mes el cheque que les paga la CIA? ¿Y los comentaristas? Hay algunos que tienen puesto fijo como Teresa Cruz, Gino, Enrique, Simon Jose y otras escorias.

Elpidio Valdes (no soy familia de Zoe, gracias a Dios)

JosEvelio dijo...

ELPIDIO VALDÉS: UN MALNACIDO NO PUEDE SER FAMILIA DE ZOÉ VALDÉS....YA QUISIERAS TÚ!!

Anónimo dijo...

Elpidio, gracias a Dios que tú no eres familia de Zoe porque si no ella hubiera tenido que ajusticiarte por vil y arrastrado. Y si no hubiera sido ella, alguno de nosotros le hubiera hecho el favor...

Anónimo dijo...

Elpidio:

Aproveche el acceso a la Internet: instrúyase y edúquese, así sabrá
quien es escoria.

Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Elpidito, al menos no podrás negar que estos "escorias" te publican libremente tus insultos. ¿Ves cómo es la democracia? ¿Ves cómo sería Cuba si no hubiera dictadura? Todos tendrían derecho a expresarse sin máscaras, hasta los más viles como tú, sin censura. Por cierto, dentro de un tiempito, qizás 20, 30 0 100 años se podrá hablar de Zoe Valdes y de Ondina León, dos mujeres únicas, por inteligentes, cultas y creativas, pero de usted, ¿alguien se acordará? Lo dudo, Don Nadie. Gracias.

Enrique Aguirre

Simon-Jose dijo...

Fabrizio del Dongo señaló algo de extrema importancia.
Los intereses económicos de los países vecinos que serán afectados si Cuba recupera la democracia y la libertad.
Recuerdo que hace 20 años, en Cuba, comentabamos sobre esto y la variedad de productos que Cuba le compraba a estos países.
Estos productores inciden en los políticos de sus países para que sus gobiernos den cierto apoyo al "gobierno" cubano porque están interesados en que todo se mantenga como está para no perder tan buen cliente.
En la parte del turismo hay datos interesantes.
A fines de los años cincuenta Cuba recibía el 50% del turismo del área del Caribe. Estaba en proyecto construir hoteles a lo largo de la costa norte y desarrollar las playas que existen para esa parte de la isla. Lo que ha hecho Castro en los últimos años. Pero en aquellos tiempos estaba en proyecto con la intención de atraer mas turismo, de incrementar ese porcentaje y aumentar la entrada de capital a la nación por ese concepto.
Hablo de "Por Cientos" porque no podemos "medir" por la moneda dadas las diferencias entre ambas etapas.
Los últimos datos que leí, porque no me dedico a esos aspectos:
En el año 1991 el turismo del area del Caribe representó una cifra de 21,000 millones de dólares. De los cuales Cuba, de no haber existido el castrismo, hubiese recibido entre 12 y 15 mil millones.
Cancún es un balneario desarrollado a partir de 1966. Las grandes compañías relacionadas con el turismo, al ver que el problema cubano no se solucionaría en el corto tiempo, buscaron desarollar otros lugares y Cancun cae en ese grupo y recibe grandes inversiones para crear lo que es hoy.
Para el año 1996 Cancún, solamente Cancún, tuvo una "entrada de billete" por concepto de turismo de nada más y nada menos que 6,000 millones.
Como dije antes, no tengo más datos al respecto porque no es mi línea, pero estoy seguro que toda esa información no es difícil de encontrar por algun interesado.

Un abrazo a todos, mis estimados amigos.
Simón José Martí Bolívar.

Anónimo dijo...

Este blog siempre ha tenido el privilegio enorme de contar con los comentarios de Simón José. En este caso, su información desde una perspectiva económica y financiera ha venido a complementar el poderoso artículo de Ondina y los comentarios de los fieles lectores. Como se ve, a nuestros "hermanos" les conviene que siga la dictadura porque así la competencia es menor. El día que Cuba sea libre y vuelva a ser un país normal la "caña se va a poner a tres trozos", como decía mi abuela. La complicidad de los gobiernos de América Latina con esta pesadilla de 54 años será juzgada por la Historia. Gracias, una vez más, a Ondina, Josevelio y a los comentaristas por este espacio tan abierto e inteligente de debate y cultura. Saludos.

Margarita León

Simon-Jose dijo...

Dentro de la negra etapa de la vida que nos ha tocado vivir, saltan algunas chispas que nos provocan una que otra sonrisa.
Y vale la pena porque no todo deben ser lágrimas y suspiros.
Aqui les traigo algo que vi en el blog Pinceladas Centroamericanas.
istmocentroamericano.blogspot.com

INCREÍBLE PERO CIERTO

En Cuba manda "el hermano del muerto"
En Argentina manda “la esposa del muerto"
En Corea del Norte manda "el hijo del muerto",
Pero en Venezuela es lo máximo: "manda el muerto"

SIGAN LA CADENA PORQUE SI LA INTERRUMPEN PELIGRA LA PAZ DE LOS MUERTOS...


Abrazos y cariños a todos.
Simón José.

Anónimo dijo...

Genial lo de los muertos. ¡Bravo Simón José!

Simon-Jose dijo...

Mis estimados amigos, un saludo cubanísimo a todos. Especialmente a Margarita León cuyas palabras, que agradezco profundamente, son un estímulo y es el motivo de que me decida a escribir este comentario en parte "fuera" del tema del post.
Les contaré que he estado alejado debido a lo escaso del tiempo. He visitado el blog, en las pasadas semanas, solo para leer los post y los comentarios. Frecuentemente visito varios sitios en otros países y aquí en "nuestro exilio".
Pero la situación económica se ha complicado debido a la eficiencia de las medidas económicas implantadas por Su Majestad Barack I "El Derrochador" con la intención de terminar de hundir la economía de este país.
Y muchos motivos más. Pero también hay buenas noticias. En días pasados le hija mayor de Esperanza nos trajo un nuevo nieto.
Y el pasado Sabado Dos de Febrero MI MAMI CUMPLIO SUS MARAVILLOSOS CIEN AÑOS. Y todo fue bien aunque con el dolor de tres hijos aquí que no pudimos estar a su lado en un día tan especial.
Cuando Ondina publicó el Post sobre la Revista de Gino y sus amigos, varias veces pensé, por el día, "esta noche le escribo el comentario", pero siempre me complicaba y terminé no escribiendo allí algo que hace tiempo tengo en mente.
Sucede que hay cosas que no se como escribir de un modo "maravilloso", porque Dios no me dio el don de la escritura como se lo dio a Ondina y a Zoé.
A mi el don que Dios me dio fue el de amar a mi Patria y a mi pueblo, abarcándolo en un todo, y la disposición de hacer por ella y por ellos todo cuanto me sea posible sin medir el precio a pagar por ello.
Con esto que acabo de decir no pretendo demeritar a los escritores.
Son muchos los casos en la historia en que intelectuales han tomado el machete y luchado por la libertad y han dado la vida por su Patria.
Pero la verdadera fuerza de los intelectuales está en la pluma. Una pluma bien "manejada" puede hacer que millones de brazos se levanten con un machete en la mano.
Y es para los intelectuales que debí haber escrito un comentario exponiendo mi criterio sobre dos conceptos que nos han hecho mucho daño, y todavía lo hacen, en la instauración del comunismo en Cuba y parece que se extiende.
Es frecuente ver escrito u oir a alguien mencionar "la revolución traicionada"y otros epitetos parecidos. En todos los casos sobresale el respeto por el concepto "Revolución" y es que nos han injertado en el cerebro la sustitución de Patria por revolución haciéndonos creer a esa "revolución" como lo máximo a que puede aspirar la humanidad en su avance por los caminos de la civilización.
NO. NO y NO.

Continuará....

Simon-Jose dijo...

Continuación...

Ese modo de ver "la revolución" es un concepto manipulador.
Las revoluciones tienen que ser divididas en dos tipos: Revoluciones Patrióticas y Revoluciones Políticas.
Las Revoluciones Patrióticas siempre son triunfantes. Ejemplos la norteamericana de Washington y la cubana de Martí.
Estas revoluciones se hacen contra el extranjero que avasalla y saquea nuestra nación. Y cuando se alcanza el triunfo todo queda entre los nacionales y "a echar pa'lante" todos juntos. Unas veces unos arriba y los otros abajo y viceversa.
Pero las revoluciones políticas, las que "siempre devoran a sus mejores hijos" son las que hace un sector (grupo) de la ciudadanía de una nación para imponerse al otro sector (mayoría) de esa misma ciudadania.
Y si en las patrióticas, cuando éstas triunfan, los extranjeros se van a su país derrotados y todo queda entre los nacionales, en las revoluciones políticas el grupo perdedor no puede irse porque están en su país, en su patria. Y TIENEN EL MISMO DERECHO QUE TODOS A VIVIR Y DESARROLLAR EL PAIS DE ACUERDO A SUS CRITERIOS.
Por lo tanto, las Revoluciones políticas terminan, absolutamente todas, siendo un mecanismo donde un grupo de nacionales se impone por la fuerza al otro sector de los ciudadanos de la misma nación. Definitivamente estan condenadas al fracaso en todos los aspectos de la vida exceptuando la conquista y conservación del poder político y económico de la nación.
El otro aspecto que también tiene que ver con esto está reflejado en aquellas palabras, muy dañinas:
"SER REVOLUCIONARIO ES EL ESCALON MAS ALTO DE LA ESPECIE HUMANA".
Por supuesto que esto forma parte de la educación para obtener "esclavos".
Pero es una gran falacia.
EL ESCALON MAS ALTO DE LA ESPECIE HUMANA LE CORRESPONDE, POR DERECHO PROPIO, A LA MUJER CUANDO ALCANZA LA CATEGORIA DE MADRE.
Y el escalón mas alto, desde el punto de vista social, le corresponde a "CIUDADANO", concepto que contempla la igualdad ante la ley para todos los miembros de la familia nacional, ya bien sea un impedido físico o un campeón olímpico, un analfabeto o un intelectual, un barrendero o el presidente de la república.

Ruego me disculpen por tan extenso comentario.
Gracias a todos por leerme.
Un abrazo patriótico y cubanísimo a todos,
Simón José Martí Bolívar.

JosEvelio dijo...

Muchas gracias a Madame Ondina León, a Zoé Valdés y a todos por sus valiosos comentarios.....y felicidades especiales a Esperanza y a Simón-José. ¡Bendiciones amigos!

TURANDOT dijo...

Elpidio, constato con tristeza que no has dejado de ser el munequito maltrecho y lisiado que idearon los padrones lacayos a ordenes de los delincuentes. Bobalicon y aburrido,tu sicologia solo a ido a peor. Es curioso recordar que los espanoles de la serie eran los graciosos y el asistente del coronel Resoplez, un salado andaluz, el que mas. A los mediocres les sienta mejor el silencio. Y en cuanto al parentesco que aludes, tu eres un esbirro y los esbirros no tienen familia, solo tienen amo.

Anónimo dijo...

¡¡Viva Turandot!! Como siempre, genial. Coincido con ella ciento por ciento: los esbirros no tienen familia, sino amos. Las almas libres como Ondina y Zoe (y Turandot, Teresa, Margarita, Esperanza, Aguirre, etc.) despiertan envidian por el coraje que tienen para ser ellas mismas y luchar por la libertad de los demás. Gracias Josevelio por este blog libre y nada aburrido.

Mara Villa del Valle

Zoé Valdés dijo...

Gracias a los que piensan co su cabeza, a los que les pega el castrismo o su vanidad, que se cocinen en su veneno. Gracias a los que quiero.

Anónimo dijo...

Llego tarde al post pero igual comparto con uds. pues estoy de acuerdo con lo que se plantea el articulo, al igual que las palabras de Zoé. Me inclino a la opinión de Esperanza, pues ha sido asi mas o menos mi experiencia. Un cordial saludo para todos, menos para ya saben quíen, que no quiero invocar .


Roger

Simon-Jose dijo...

Simon Jose Marti Bolivar.
02/17/2013 en 9:52 PM | #27
Cita

EL BURRO Y EL SOCIALISMO.

Dos compadres, de conucos vecinos, estan conversando y uno le dice al otro:
Compadre Juan, como nosotros somos socialistas y el Socialismo dice que hay que compartir lo que uno tenga, y como tu tienes dos burros y yo no tengo ninguno, entonces deberías darme uno de tus burros.
El compañero no veía claro eso del Socialismo, pero le dijo:
Si eso es así, pues ni modo compadre, llévate uno para ti.
Y así fue que el compadre se llevó un burro para su rancho.
Al rato llegó la mujer de Juan y, al ver un solo burro, le preguntó a su marido: y el otro burro ¿dónde está?
Juan le contó que su compadre le habia explicado eso del Socialismo y que había que compartir.
Bueno, dijo María, si eso es así, pues él tiene dos vacas y nosotros no tenemos ninguna..
Anda donde tu compadre y dile que te dé una de sus vacas porque hay que compartir.
Juan, obedeciendo a María, fue donde su compadre y le explicó el razonamiento de su mujer.
Compañero y compadre, he venido a llevarme una de tus vacas.
Respuesta del compañero-compadre vecino:
¡NO COMPADRE. ESO DEL SOCIALISMO ES SOLAMENTE PARA LOS BURROS!

Un abrazo a todos,
Simón José.