martes, 15 de enero de 2013

Desnúdame, verbo.


Por Ondina León ©


En el principio fue el verbo, la palabra divina que creó el cosmos. Luego, antes que realidad, todo es palabra, idea, sueño. Somos lo que somos porque Dios nos dio el don de la palabra. Y ese verbo es el que nos permite desnudarnos y estar y ser la máxima expresión del misterio de la vida sobre la faz de la Tierra. Verbo: Dios.

“Verbo (des)nudo”, esta revista de arte y literatura de diciembre del 2012 que tengo en mis manos, no podría tener mejor título. En él se condensa magistralmente la esencia paradójica del verbo, que nos libera y nos ata, que nos acerca al prójimo próximo y nos aparta, a veces definitivamente, en los laberintos de la realidad. Si la palabra nos hace transparentes, también nos acoraza, nos viste con hilos de acero, nos hace inexpugnables y esto, tal vez, sea la poesía más intensa.

En la edición virtual de esta revista que se fragua en Chile, revistaverbodesnudo.blogspot.com, en el apartado de “Quiénes somos”, se lee: “Revista que pretende ser un canto a la vida, poesía, relatos, críticas, todo sea bienvenido a este espacio de creación y sueños”. Pero no estoy de acuerdo con la afirmación porque esta publicación no “pretende” ser, sino que ES un canto a la vida. Y en esta ocasión, la edición es de aniversario porque cumple su primer año de existencia con siete números impresos, hechos con el corazón, para todos.

Según las palabras del editor y director, Fidel Ginoris, nuestro Gino, editar una revista era “una idea primitiva y tan ilógica”. Pero Dios reunió a unos cuantos “enloquecidos” para que se diera el milagro de alto vuelo y la poesía, en verso y en prosa, tuviera en lengua castellana un bastión, donde todo el que quiera puede sentir que el mundo es otro, en este tan áspero y minado por las miserias que nos ponen al borde de la extinción, cada día, cada segundo.

Como en números anteriores, esta edición en papel (hay que especificar ante tanta virtualidad) tiene obras del grupo original y obras de artistas invitados, radicados en varias partes del mundo. No hay nada como entrar en contacto con este objeto físico llamado revista y sentir su textura, su olor a imprenta, ver cómo desde el mar infinito de la página blanca saltan las imágenes de los poemas y nos envuelven con su ambivalencia.

Ilustrada con obras plásticas del maestro Josevelio Rodríguez, quien desde Miami ha venido colaborando en varias ediciones, esta revista es una pequeña gran obra de arte, que está sentando cátedra en la América Latina. Así, en este número colaboran Taty Cascada, siempre intensa con sus poemas breves como este de “Certeza”: “Escribir fecunda / los óvulos de mis días…”. ¿Hay que decir más? Gino ha tenido la delicadeza y la gran virtud de expresar el agradecimiento que siente por contar con la amistad y el apoyo, en esta empresa cultural, de sus compañeros de sueños y les ha escrito un poema a cada uno con sus nombre, “Taty”, “Maffi”, “Anouna” y “Una canción para Gaspar”, en la que afirma: “… dicen que le canta a la noche / cuando despliega su libreto al escenario / yo sé que le canta al colibrí / que anida en su garganta”. Evidentemente, honrar, honra. Josevelio nos entrega su “Herejía rota” y su “Boceto de un testamento”, dos poemas dignos de cualquier antología de poesía en español. Punto. Luego, Mafalda Migliaro, otra vez, nos seduce con esos relatos en los que la tradición, las leyendas y los mitos se funden para conformar un nuevo imaginario colectivo, absolutamente poético y misterioso. Roger Rivero, poeta poderoso, nos regala un poema en el que la brevedad es sinónimo de maestría para sugerir y encantar. Anouna Fabio con “Albedrío” y su “Inocencia” confirma que las poetisas pueden ser haces de luz y nos describe una vida irrevocable: “Vive, como los que apuntan el día en una pared / con una espada atravesándole la garganta”. Y concluye: “Vive y es feliz… / la inocencia le salva”. Así hay que vivir. El caso de otro de los poetas que participan en este número, Luís Cerón (Gaspar), es digno de elogio porque, con más de 25 años sumergido en un mar de números (no voy a decir “árido”), él demuestra que “está aquí”, y que la poesía se puede respirar “y ahora me desnudo / para solo pensar en lo que quizás / nunca será”. Leonel Licea Álvarez, desde Italia, nos hace llegar sus composiciones “Oda a un tiempo sin tiempo para un adagio” —“He aprendido a jugar con la muerte / a cancelar sus pasos, / cauterizar sus signos…”— y su “El olor de los instantes”. Felicidad Batista nos entrega su relato “Tardes de piano”, tan evocativo como nostálgico de la música que interpretaba un extranjero para una niña de sólo ocho años, en un remoto pueblo. Y Manolo Jiménez nos da “Acaso mañana” y “Nacimiento”, llenos de misterio existencial, de motivadoras inquietudes.

No, estos no son malos tiempos para la poesía, que siempre, a través de los siglos, ha sido don de pocos, arte de élites, confirmación de que el alma se desnuda en algunos. Hoy, revistas como “Verbo (des)nudo” muestran y demuestran que la poesía está viva y que su futuro no es incompatible con tanta cultura idiotizante de masas, con tanta adicción patológica a los deportes ni con tanto materialismo burdo. Creo, además, ironías de ironías, que sólo el papel perdurará más allá de lo virtual, de la red y las computadoras: basta un simple corte de fluido eléctrico para que la virtualidad se transforme en la dura realidad del silencio, de la nada. Así, festejo y celebro este primer aniversario de esta revista impresa y felicito, de corazón, a los soñadores que desafiándose y desafiando la realidad crean otra más hospitalaria y desnuda con sus verbos. Gracias, Gino, por ser el alma de esta tribu irreal y bella.





14 comentarios:

Migli2007 dijo...

Gracias, sencillamente gracias.
Es una emoción tremenda leer este hermoso artículo salido de la pluma de la Sra. Ondina León.
Gracias una vez más, gracias amigo JosEvelio.
Maffi

Anouna dijo...

Una publicación entrañable, real, hermosa en palabras, testigo, acción y sobre todo, donde la palabra Arte cabe a toda extensión del alma infinita.

Un recorrido atento al paso de un año de loca travesía, donde unir distintas impresiones de vida y sentir, hacen de Verbo(des)nudo su propósito.

Queda el Verbo firme y Divino, sobre todo aquel que quiera más que sólo formas superficiales. Queda la acción hecha palabra, donde los que han soñado...también gozan la dicha de la realidad. La palabra, tanto como toda Arte, es posible a partir de personas que sueñan despiertas.

Gracias Ondina León, por un articulo inteligente, sensible y veraz. Gracias amigos de letras y más, por este tiempo de bendecida amistad.

De corazón a corazón...Gracias!

Anouna Fabio

Gino Ginoris dijo...

Comenzar el día con una lectura entretenida es un buen augurio para llegar a la noche con una sonrisa, comenzarlo con este texto de Madame Ondina ha sido envolver mi mañana de un rubor inexplicable, se me rompe el pecho, casi no lo soporto.

Gracias mi querida Ondina, no puedo decir otra cosa, mi vocabulario de hoy es esta sonrisa pegada al rostro y que me durará por mucho tiempo, gracias Jose, tu amabilidad me conmueve.

Abrazo.

Gino.

Anónimo dijo...

Excelente reseña de una revista que le rinde culto a la poesía. Sin dudas, la leeré y disfrutaré de sus poetas. Como siempre, Madame Ondina me estremece con su pluma y su pasión convincente. Este blog no deja de sorprenderme cada día. Gracias por apostar a favor de la belleza y la libertad.

Margarita León

JosEvelio dijo...

-Gracias Madame Ondina por festejar a Verbo(des)nudo...Maffi, Anouna, Taty, Luis y Gino, un privilegio soñar junto a ustedes...saludos y bendiciones a todos!!

Roger Rivero dijo...

Magnifico que la Sra. León, dedique su sabia pluma en reconocimiento a la edición aniversario de la revista literaria Verbo (des) nudo, bien merecido por el magnifico trabajo de sus creadores y por la calidad del arte impreso en sus publicaciones, enhorabuena un abrazo!!!

Taty Cascada dijo...

Ondina, cuando leí tu nombre entendí tu forma de escribir. Solo una ninfa que protege la naturaleza acuática puede escribir con la maestría demostrada.
Agradezco la emoción provocada por la lectura de tan meticuloso y acabado escrito. Has sido rigurosa, expansiva, sensible, y expresiva, en la lectura y en el comentario.

Formar parte de esta estructura de locos-creadores, ha sido uno de mis realidades más significativas. Somos todos tan diversos y conformamos un grupo tan heterogéneo que por lógica, sería irracional la conexión; pero al sentarnos en nuestra mesa de trabajo -acompañados por la magia de la palabra "acción"- logramos la unidad, porque acción es creación y creación es Arte. Ese mismo Arte que observo y gozo, cuando disfruto con las pinturas de Josevelio.

Gracias Ondina por el tiempo dedicado a la lectura de nuestra revista, y por éste artículo que nos ha dejado a todos con el corazón comprimido de alegría y satisfacción.

Besos, abrazos, y mi eterno agradecimiento.

Taty Cascada

Anónimo dijo...

Creo que Madame Ondina debería ir pensando en colaborar con esta revista de arte y literatura que tan bellamente ha reseñado y que está generando tantas hermosas reacciones en su creadores. Estoy seguro de que Ondina es una poetisa de raza que debe tener su buen puñado de poemas. A juzgar por su excelente y poética prosa, sus versos tienen que estar a la altura de los de Josevelio, Gino, Taty Cascada, Rivero y los demás artistas. ¿Habrá alguna sorpresa en camino? Felicidades a todos los "locos" que hacen Verbo (des)nudo y en especial al director, Gino. Gracias a todos.

Enrique Aguirre

Gino Ginoris dijo...

Si Enrique, Ondina debería colaborar con Verbo(des)nudo, su letra es tan potente que estoy seguro le daría un empuje a este proyecto que hacemos con tanto esfuerzo y cariño, gracias por tus palabras.
Abrazo.
Gino.

Anónimo dijo...

Ondina como siempre Ud.impresiona con su vasta cultura y conocimientos con que nos tiene acostumbrados. Muy bien merecido este homenaje a tan joven revista con un titulo que invita a leer, y a su principal director y editor el Sr. Ginoris. Seria muy interesante que se uniera a esta publicacion La Sra. Leon.
Un saludos a todos los que hacen posible esta revista cultural.

Capullito de Aleli.

Anónimo dijo...

Por supuesto que, como siempre, Ondina me convenció de que debo leerme la revista de Gino y sus amigos y amigas, todos artistas. Felicidades a todos. Esto es lo que se hace cuando se ama la vida, la belleza y la libertad. Gracias, Josevelio, porque siempre tu blog es un vehículo de cultura.

Cristobal

Anónimo dijo...

"Sólo el papel perdurará", dice nuestra Madame Ondina y yo la invito a que lleve al papel sus textos de prosa bella y magistral. Gracias, Ondina, por este post sobre "Verbo desnudo", la revista de Gino, que tanto bien hace leer por su nivel poético. Felicidades a todos los que la hacen, chilenos, cubanos, los que sienten y piensan en español. Josevelio sus obras son hermosas y son poemas plásticos. gracias.

Mara Villa del Valle

Anónimo dijo...

¡¡Qué logro!! Desnudar la palabra, desatar el nudo. Felicidades.


Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Si esta señora cocina como escribe, me como hasta las raspitas... ¡Que delicia! Felicidades a los poetas que inspiraron este escrito con sus obras. ¿Quién dijo que el mundo está perdido?