sábado, 22 de diciembre de 2012

Violetas sin violencia.


Por Ondina León ©


Ni llamarada solar arrasadora ni meteorito genocida. Ni erupción de la supercaldera del Parque Yellowstone ni inversión de los polos magnéticos. Ni ola de terremotos y maremotos ni choque de planetas: el mundo no se acabó este 21 de diciembre. Sin embargo, este no será un fin de año precisamente feliz: el mundo seguirá acabándose a pedacitos, poco a poco, con una imparable metástasis de incertidumbres y horrores.

Y no es que me quite el sueño el hecho de que mi país, Estados Unidos, esté haciendo acrobacias suicidas en el mismo filo del precipicio fiscal. Ni que me desconcierte el futuro de una isla posesa, Cuba, que alguna vez fue mi patria y que tiene ante sí un destino más oscuro, si fallece el “presidente” de la vaca de las tetas de oro, que es Venezuela, para los chulos del Caribe, los castristas. Tampoco es que me quite el apetito el sostenido baño de sangre de Siria, con la complacencia del mundo y la complicidad de rusos y chinos; ni que me perturbe el calentamiento global ni el hambre crónica del África, tribal y atomizada, desgarrada y corrupta.

No, tal vez mi posible inquietud visceral tiene que ver más con el sino del género humano y su esencia: ¿somos violentos por naturaleza? ¿Treinta siglos de cultura y civilización no han logrado domesticar las más cavernícolas furias que nos roen las entrañas? ¿Por qué la tecnología, que tanto nos ha facilitado la vida, tiene que rendirle culto a la violencia más absurda? ¿Somos biófilos o necrófilos? ¿Quién responde?

Una semana después del hecho, todavía todos temblamos por el horror de una matanza, que ocurrió en uno de los parajes más inesperados de los Estados Unidos. Un joven de 20 años masacró, al azar, a 20 niños y a seis maestras en una escuela, encajada en un paisaje bucólico, en uno de los estados más pequeños y apacibles de este gran país, en Connecticut. Antes, el homicida le disparó cuatro tiros en la cabeza a su propia madre: y se ajustició. Se dice que era prácticamente un genio de la alta tecnología y que era capaz de desarmar y armar una computadora en tiempo récord, sin articular palabra ni expresar júbilo por la hazaña. No hablaba con nadie ni socializaba. Se desconocen las razones que tuvo para ejecutar su más trascendental “proeza”.

La tragedia, como siempre, ha sido la zafra de los cazadores de desgracias, léase periodistas y comunicadores, que se han regodeado ricamente en los más patéticos detalles, y que le han dado gracias a Dios —¡sí, me consta que se las dan!— por tener de regalo de fin de año una noticia tan “importante”. En seguida salieron los políticos, con el presidente al frente, a amenazar con prohibir o controlar estrictamente la venta de armas. Ya sabemos muy bien a donde conducen las prohibiciones, ya sean de alcohol o drogas o lo que se les ocurra prohibir. ¿Recuerdan los resultados de la Ley Seca que estuvo en vigor de 1920 al 1933 en este país? Al Capone, mafia, crímenes, traficantes ilegales, productoras clandestinas… fue peor el remedio que la enfermedad: fracaso total de los moralistas y fundamentalistas religiosos y de esos políticos adictos a las prohibiciones, como el actual reelegido este año por una escasa diferencia de votos populares. ¿Y las drogas? Sin comentarios…

Así, si se culpa a las armas de la ola de violencia que azota a la nación y al mundo, ¿por qué entonces en otros países, en los que sus ciudadanos están fuertemente armados, los índices de violencia son muy bajos, como en Suiza o Israel? Las armas está concebidas para matar o herir al prójimo, pero el dedo que aprieta el gatillo necesita de una mente violenta. La violencia está en el alma, no en el arma. Y si de prohibir se trata, habría que empezar por Hollywood, la mayor y más poderosa fábrica de violencia del universo, la misma que le hace contribuciones de campaña multimillonarias al presidente, que quiere salir a controlar los arsenales. La Meca del Cine es un antro de guionistas, productores, directores y actores, en su mayoría ricos y famosos de la izquierda anti-sistema, que se dedican a intoxicar a las masas con películas empachadas de efectos especiales y violencia épica y absurda. Cómplices de esta “cultura” son la televisión, los periódicos, los videojuegos, los anuncios publicitarios y la mentalidad competitiva y falsamente de macho alfa, que se le da a mamar a los niños desde que abren los ojos.

¿Se sorprenden de las consecuencias? Mientras que no se lleve a cabo una auténtica revolución educacional y espiritual en todos y cada uno de los habitantes de este planeta enloquecido y en extinción, no se logrará que disminuya la violencia estructural que padecemos. Y tal vez esté bien que se prohíba y se controle la venta de ciertos tipos de armas, como las de asalto, pero la educación tiene que comenzar, como decían nuestros mayores, desde la cuna, en casa, porque el problema no es el arma, sino el espíritu.

Aún estoy anonadada por un homicidio que ocurrió hace sólo unos días en Hallandale Beach, en la Florida. ¿Los protagonistas agresores? Dos adolescentes, uno de ¡14 años! y otro de 17. ¿La víctima? Un mendigo. ¿El arma? ¿Están sentados? ¡Una pluma! Sí, una pluma de escribir o bolígrafo. ¿Cómo se puede matar a alguien con una pluma? Sencillamente si sabemos con exactitud dónde clavar la inocente punta de tinta. Y estos niños lo supieron y buscaron la arteria adecuada, que perforaron con saña hasta desangrar al desamparado, a quien dejaron tirado en el suelo como un despojo más de esta “civilización”. ¿La evidencia? Cualquier objeto puede ser un arma mortal, no tiene que ser un rifle ni una pistola ni un cuchillo acerado.

La ola de violencia ha alcanzado ya categoría de patología social en este país y tenemos que reaccionar todos, padres, maestros, políticos, comerciantes, cineastas y líderes religiosos. No estamos seguros ni en un centro comercial ni en un cine ni en un templo ni en una farmacia: en cualquier rincón se nos puede acabar el mundo, en un abrir y cerrar de ojos… ¿Es tan difícil cultivar unas violetas en armonía, en lugar de sembrar violencia y odio por todas partes? Los padres que perdieron a sus hijos pequeños no tendrán una Navidad feliz y nosotros tampoco debemos tenerla. Habrá que celebrar el nacimiento de Cristo —de esto se trata, no de consumir alevosamente y endeudarse a golpes de tarjetazos de crédito— humildemente en silencio y reflexionando, para intentar iniciar una nueva era. ¡Que Dios nos guie!

19 comentarios:

JosEvelio dijo...

Madame Ondina: Lúcida y justa siempre...muchas gracias y cuídate.
A TODOS LOS BUENOS AMIGOS:
¡¡FELIZ NAVIDAD Y BENDICIONES EN EL NUEVO AÑO!!

Frida M dijo...

Un argumento válido (tal vez no era la intención de la autora) para validar la teoria de algunos antropológos culturales que desde los Astrolopitecus Afarensis hasta el espécimen actual lo que motiva al habitante es la evolución (indispensable) del grupo.

Anónimo dijo...

Si, se empaña la Navidad.


Teresa Cruz

Anónimo dijo...

¡Bravo, Ondina! ¡Así se habla! Ciento por ciento de acuerdo con usted, señora. "La violencia está en el alma, no en el arma" es una afirmación total y verdadera. Ondina, es cierto que esta no deben ser unas navidades felices porque hay muchos de luto y hay que pensar sobre el futuro. De todas formas, ¡qué Dios la bendiga! Ojalá que este próximo año podamos seguir contando con su sabiduría y su pluma magistral. Gracias a todos.

Enrique Aguirre

Reinerio Ramírez Pereira dijo...

¿Somos biófilos o necrófilos? ¿Quién responde?


Pienso que somos humanos afectados no solo por nuestros genes , afectados también por la aspiración y peligrosamente - no generalizo - desconocedores de un yo que , para eclosionar sólo necesita un despertador circunstancial y , por supuesto no generalizo tampoco . El artículo escrito por Ondina excelente , lo consultare mas de una vez para , evitar que las circunstancias despierten mi yo . Saludos y mis respetos a ambos Jose Evelio y , usted .

No hay flores en el Jardín .

http://nohayfloreseneljardin.blogspot.ch/2010/11/el-diablo-biografia-prohibida-parte-1.html

Documental .

http://www.youtube.com/watch?v=IwWlPLrzKQo

Berna .

Anónimo dijo...

No se acabo el mundo este 21 de diciembre como tanto se cacareo todo este año. Como no creo que se acabe la violencia que llevamos la mayoria a cuestas.
Como siempre repitiremos la misma frasesita, esperemos que este año nuevo sea mejor y no peor como siempre sucede.
Para todos les deseo un Feliz 2013.

Capullito de Aleli.

Pd. Tengo rota la tecla del acento.Dispensen.

Anónimo dijo...

Gracias, Ondina, por esta reflexión profunda de fin de año. Yo sí creo que somos de naturaleza violenta y que lo que hacemos a lo largo de la vida es educarnos y aprender a controlar nuestras tendencias más salvajes. Las películas no ayudan ni la televisión y los juegos. Hay que empezar por cambiar Hollywood. Y es cierto que el mundo no se acabó pero este no puede ser un fin de año más, como si no estuviera pasando nada. Espero que el 2013 sea más humano y menos violento. Gracias Josevelio por regalarnos este blog todo el año. ¡Bendiciones!

Margarita León

Anónimo dijo...

¿Ondina esta con las victimas o con los vendedores de armas? Dice que la culpa de las masacres no son de las armas sino de las peliculas y la TV. ¿Será cinica? ¿O le pagarán para que defienda la venta de armas? Hay que prohibirlas todas. Para defender a la gente esta la policia y el ejercito, que para eso nos cobran impuestos. A mi no me parece bueno este articulo para nada porque defiende el derecho a esatr armado. O eso es lo que parece.

Elpidio Valdes

TURANDOT dijo...

De que civilizacion hablas, Ondina?. Estamos como hace dos mil anos, que alguien se atrevio a predicar de compartir y lo crucificaron. Solo hemos sido capaces de desarrollar la tecnologia para ser violentos mas eficaz y rapidamente. Me remito a Siria y a tantos otros puntos del planeta. Este muchacho asesino es un producto exclusivo de la llamada nueva tecnologia. Rapidos solo para matar y buscar los 15 minutos de fama. La compasion y la humanidad no estan codificados en su programa.
Mis mejores deseos a los dos.

Roger Rivero dijo...

Me suscribo al comentario de Tarandot, porque define lo que pienso sobre este tema de la violencia reciente. Y sobre economía: después de empeñar el país a los chinos, y hacer gobierno con una tarjeta de crédito sobregirada, y con un presidente que quiere hacer muchísimas cosas y no hace nada, pues no hay mucho que decir. Que tengas unas felices fiestas, gracias a Josevelio por tener aquí, un feliz y prospero 2013 para todos!!! Gracias Ondina!!!!

Anónimo dijo...

Esta es la civilización de la violencia de la alta tecnología, pero siempre ha sido igual, sangre y muerte por todas partes, guerras, invasiones, conquistas, trafico de esclavos... Somos absurdamente violentos, sin remedio. Y como estamos ahora, con tantos millones de armas en las calles, el ciudadano decente tiene derecho a tener sus armas para defenderse del delincuente. Al que entre en mi casa y amenace a mi familia le pego un tiro en defensa propia y ya veremos después. No hay que prohibir las armas, hay que prohibir la violencia que como muy bien dice Ondina está en la mente, en el espíritu. Hay que educar a los niños y no darles tanta película de acción y sangre llena de tiros. A este presidente le gusta mucho imponer, como buen socialista que es el muy... millonaario. Gracias.

Cristobal

Zoé Valdés dijo...

El ser humano es una montaña de porquería, fue lo que nos tocó por la libreta que nos dio Dios.

Reinerio Ramírez Pereira dijo...

" ZEITGEIST es el documental realizado en el 2007 , originalmente en inglés y con subtítulos en español ( ahora doblado ) . Hace un análisis racionalista e histórico de la estrategia y cálculo político, de varias creencias religiosas e instituciones políticas y económicas , además de una dominación absoluta inherente a las instituciones de control social convencionales. El documental está estructurado en tres partes, la primera es un exposición del cristianismo como terreno abonado para que las masas crean ciegamente , la segunda expone el funcionamiento de la propaganda y adoctrinación mediática logrando que los propios ciudadanos asientan ser más controlados por sus gobiernos y , la tercera habla sobre la geopolítica y economía global enfocándose en el monopolio del dinero (junto a la especulación financiera) y el gasto militar.De modo que , la investigación se afinca en la intrahistoria , producido por Peter Joseph con difusión por Internet (mediante Google Video). El título, Zeitgeist,en Alemán significa "el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)" , es decir, la experiencia del clima cultural dominante.1:55:49 min.


Primera parte: La historia más grande jamás contada.

S.p: Todo el mundo es un escenario.

T. p: No prestes atención a los hombres detrás de la cortina.

http://www.youtube.com/watch?v=s8RAiqSdvus

Manuel dijo...

Totalmente de acuerdo con usted. Hay que expresar mucho sobre esto, que sirva de alarma y llegue a funcionarios de educación y a los políticos que ponen en primer lugar sus puestos y salarios en contiendas electoreras, antes que mejorar la educación y el respeto en las escuelas, muy a pesar de las jugosas cifras presupuestales que otorga el gobierno federal para sus funciones, provenientes de los ciudadanos, mal distribuidos y mal gastados por uniones y autoridades competentes, con muy malos resultados. Enfocarse a exigir una mejor educación, que muy bien aportamos para eso, todos y cada uno de nosotros. Educar a los niños para el futuro, pero hay que empezar desde ya, por los padres, que muchos los dejan en la escuela como si fuera el daycare y no se ocupan de tareas, corregir conductas y colaborar con los profesores que están ayudando a crecer sus hijos, no son sus enemigos. Esto como parte central de la educación, que comienza en la cuna y puede lograr soluciones inmediatas. El resto, la cultura global y esencial, como bien menciona usted, Hollywood y las enmiendas y decretos liberales que buen daño le han venido haciendo a varias generaciones. Y lo que falta por ver, con otros dos nuevos jueces en la Corte Suprema en este periodo bamático 2012-16. Cuanto tiempo ? No sé, será que después de no hacer nada, todo irá en desarrollo hacia el caos, si no es que estamos ya. Pero actuar, que eso es fácil. Padres exigiendo y discutiendo cada vez mas por mejorar el modelo educacional civilizado y de acuerdo al mundo actual o terminaremos " recurriendo " al modelo inicial de la educación, arrodillados sobre granos de maiz, de frente a la pared y su reglazo o un buen cocotazo del maestro y cuidado después en la casa, cero internet, video-games, celulares y ojo con las amistades, como fué alguna vez. Para eso, primero educar a los padres.

Manuel dijo...

De acuerdo con usted.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Ondina y Cristobal, además de con Zoe Valdes. La historia de la Humanidad es la historia de la violencia. ¿Cuándo no ha habido una guerra o varias a la vez? Somos animales violentos y agresivos, depredadores y voraces. Todavía nos falta mucho para llegar a cultivar esas violetas sin violencia, Ondina. Gracias Josevelio por tu lucidez.

Mara Villa del Valle

Reinerio Ramirez Pereira dijo...

¿ Por qué compramos ?

Producción alemana de 2009 dirigida por Jan Tenhaven y producida por NDR , que hace el seguimiento a tres expertos de los sentidos que nos muestran el mundo a través de sus colores, sonidos y fragancias.
Dado que a la hora de comprar nos dejamos influir por los sentidos, marcas de renombre internacional contratan a expertos de los sentidos para desarrollar el color, el sonido y la fragancia de los productos que finalmente compramos.

SINOPSIS.

La cadena hotelera internacional Swissôtel * tiene un problema , hay demasiados hoteles en la capital alemana y todos tienen buenas camas , hay que seducir al cliente sin decir una sola palabra , de modo que Swissôtel contrata a una experta con un olfato muy especial " Sissel Tolaas ", licenciada en química, profesora en Harvard , artista y diseñadora de fragancias , por consiguiente ella es la encargada de crear el olor del Hotel. La noruega afincada en Berlín quiere usar aromas para expresar lo que los expertos en publicidad normalmente articulan con palabras e imágenes. Sissel Tolaas se pasará los próximos seis meses trabajando en el nuevo aroma del hotel. Lo que a primera vista puede parecer extraño en el fondo tiene un objetivo nada desdeñable: se trata de conseguir dinero , de atraer al mayor número posible de huéspedes nuevos y de hacer que los habituales deseen volver.
En suma , hoy en día, los consumidores lo tenemos difícil a la hora de elegir porque los productos son cada vez más parecidos, de ahí que los seductores ocultos o marketing sutil literalmente y en buen cubano : acaben con nosotros .



* Cadena Swissôtel

Restaurant Hôtel du Parc des Eaux-Vives
Swissotel Chicago
Swissotel Dresden Am Schloss
Swissotel Dresden Am Schloss
Swissotel Foshan Guangdong
Swissotel Grand Shanghai
Swissotel Kolkata
Swissotel Le Concorde
Swissotel Nai Lert Park
Swissotel Quito
Swissotel Resort Phuket
Swissôtel Amsterdam
Swissôtel Ankara
Swissôtel Beijing Hong Kong Macau Centre
Swissôtel Berlin
Swissôtel Bremen
Swissôtel Düsseldorf Neuss
Swissôtel Gocek, Marina & Resort
Swissôtel Grand Efes
Swissôtel Krasnye Holmy
Swissôtel Kunshan
Swissôtel Le Plaza Basel
Swissôtel Lima
Swissôtel Métropole Geneva
Swissôtel Nankai Osaka
Swissôtel Sydney
Swissôtel Tallinn
Swissôtel The Bosphorus
Swissôtel The Howard
Swissôtel The Stamford Singapore
Swissôtel Zurich

VIDEO

http://vimeo.com/19679967

Reinerio Ramírez Pereira dijo...

Pulse sobre el gravatar a la derecha de mi comentario.

http://bibarq.wordpress.com/2009/11/17/nuevo-blog-de-cine-y-arquitectura/

Anónimo dijo...

"Ondina de mi alma"
"Siempre queda algo de perfume en las manos de quien regala rosas" en estos tiempos solo se regala odio y violencia.Que puede quedar en las manos?
Saludos para todos