domingo, 3 de junio de 2012

El choteo de la indagación


Por Ondina León ©

Uno de los grandes logros del castrismo, de esos de proporciones faraónicas, es que ha convertido a los cubanos en paranoides, paranoicos y parapléjicos, por aquello de la lucidez paralítica, que nos hace parir parafernalias infernales, año tras año, donde quiera que estemos parapetados.
La pesadilla cubana no tiene fin y sus protagonistas no se acaban de agotar del cansancio colectivo que padecen durante el quincuagésimo cuarto año del accidente. Para mí, las noticias de los últimos días no son nada alentadoras o estimulantes, a pesar de que me empeño en seguir siendo una escéptica optimista. Indago e indago en un desesperado afán de buscar los porqués, pero es un vano afán, que me deja sin hallar las sinrazones de tanta sinrazón. Las noticias chotean mi indagación. La Historia se burla de mis pálidas interrogantes de mortal.
¿Por qué los cubanos somos tan dramáticamente individualistas? ¿Por qué somos tan teatralmente arrogantes? Si somos tan sabios, pícaros, simpáticos y bárbaros, ¿por qué no hemos sido capaces de acabar con la barbarie del castrismo, que nos acaba día a día? ¿Seremos realmente la tribu más suicida del planeta?
Las noticias no son halagadoras. La hijísima de Castro II se pasea por los Estados Unidos con total impunidad, defendiendo lo indefendible, pero parece convencer a muchos, tal vez a demasiados incautos. Lo único que falta es que se aparezca en Miami y llene un estadio en el que, a tontas y a locas, hable de la inteligencia y cordura del castrismo para castrar conciencias y sea aplaudida y venerada, venéreamente. ¿Por qué?
Las noticias no son tranquilizantes. Una conocida y multipremiada bloguera cubana, a la que yo llamaría cariñosamente “La Viajera Inmóvil”, vuelve a montar un espectáculo que no me inspira confianza: emplaza al Ministro del Interior de la isla posesa a que le dé sensatas explicaciones de por qué no la dejan viajar al extranjero. ¿Acaso ella no las conoce bien? Acoso sin cesar a mi conciencia para creer en ella, pero siento que hay algo podrido en el reino de Yoanilandia, ese estrechito universo de estampas costumbristas, de pinceladas folclóricas sin una sustantífica médula. Digo más: no la acuso de ser una agente de la seguridad del estado ni le reprocho sus empleadas domésticas ni su automóvil privado, recién comprado, ni le cuestiono sus finanzas tan prósperas en la Cuba arrasada. Pero, ¿por qué será que la siento cada día más diva divina y menos disidente decente?
Las noticias no son buenas a secas. Dicen los expertos en meteorología que este año el fenómeno de “El Niño” estará de lo más retozón y ya han comenzado a caer lluvias torrenciales sobre la mísera ínsula. Se reportan muertos, evacuados, cortes de electricidad y pérdidas de cosechas. La ciudad de Trinidad lleva ya 13 días sin agua potable por una rotura en el acueducto. Con tanta lluvia los trinitarios están secos, pero húmedos por las lágrimas de tanta carencia.
Las noticias no son esperanzadoras. Se riega como pólvora encendida por el globo terráqueo la mala nueva de que las “autoridades” castristas, justo ahora, decidieron volver a imponer el pago de derecho de aduana sobre los alimentos que llevan los cubanos en su regreso a la isla famélica, a partir del 18 de junio. ¿Por qué, Señor? ¿Por qué no podemos compartir el pan con nuestros familiares, rehenes de la miseria mafioso-castrista, sin tener que pagar un precio oneroso?
Las noticias no son aliento para la fe. Se da a conocer hoy que la disidencia interna en la isla posesa, ese microscópico grupo humano de altos quilates morales y simbólicos, que no logra crecer a pasos de gigante, ha tenido que rechazar públicamente el apoyo que los obispos le han dado al cardenal Jaime Ortega Alamino, esa vergüenza nacional, que oficia para el castrismo. ¿Por qué la alta jerarquía católica no sigue los caminos de Cristo? Si lo hicieran —tal vez, es un decir, sueño en voz alta—, el cristianismo minaría al castrismo y ayudaría a que fuéramos libres “pronto”.
Las noticias son noticias al uso. Hugo Chávez agoniza: ¿qué será de Cuba si muere? La compañía Repsol se retira de la prospección porque los pozos están secos: ¿qué pasará ahora? Irán puede ser atacado por Israel, finalmente, para impedirle que se haga con sus armas nucleares: ¿qué será de su aliado cubano? Y si gana las elecciones Mitt Romney, en noviembre: ¿cómo repercutirá su triunfo en Castrolandia? Indago e indago y “lo demás es silencio, viento triste que pasa…”

25 comentarios:

Frida M dijo...

Estimadísima Ondina:
Adoro el ritmo de su prosa.
Si me permite, su "viajera inmóvil" nunca ha sido disidente ni contraria, ha sido y es un espectáculo controlado y además triste en su comercialismo.
Pero en eso estamos.
Muchas gracias por compartir sus ideas y esa rápidez de pensamiento que tanto admiro.
Gracias a JosEvelio también, por supuesto.

Anónimo dijo...

Ondina querida
Gracias como siempre por deleitarnos con tus comentarios, pero eres un poco ilusa al pensar que ese pueblo tiene salvacion o que la quiere. Si Mariela viniera a Miami llenaria el stadium, Yoani es lo que es pero escribiendo lo que queremos oir, la disidencia pobe y aplastada sigue apoyada en una iglesia corrupta desde sus mas profundas raices, Ortega es solo un peon-ver las ultimas semanas del vaticano-y nosotros aca esperando un milagro, el exilio historico muriendo y la ciudad llena de delatores, torturadores, agentes de Castro y gentes que ni siquiera hablan como nosotros, francamente no creo serian capaces de entenderte un abrazo fuerte Manolo

Anónimo dijo...

Ondina, su pluma no tiene precio ni su valor para decir las cosas tampoco. Yo ni tan siquiera puedo decir que soy "escéptico optimista": no creo que Cuba tenga salvación, al menos por el próximo siglo. Sí, las noticias quitan el sueño. Y uno se siente choteado por todos y por la historia. Gracias, Ondina y Josevelio, por sentir a la isla, a pesar de que ella prescindió de ustedes.

Enrique Aguirre

Anónimo dijo...

"Ondina de mi alma",sin palabras usted lo ha dicho todo.
Sentimientos mezclados,odio,dolor, verguenza y sobre todas las cosas mucha tristeza.Una vez mas le digo que este maravilloso blog , no lo dejemos morir,sus escritos nutren el alma y la enriquecen.
Saludos Josevelio y mi adorada Ondina.

Anónimo dijo...

Excelente artículo, Ondina, como siempre. Desgraciadamente, tengo que darle la razón: Mariela Castro puede llenar estadios en Miami. Yoani no me inspira confianza y no es disidente para nada. La iglesia católica es un desastre al igual que la economía de Cuba, que sí es un pueblo suicida. Ondina, su lucidez me deja pasmado, pero no puedo darle esperanzas. Cuba se fue a bolina. Josevelio, ¿puedes darle esperanzas a Ondina, tú que eres artista? Saludos.

Cristobal

Anónimo dijo...

El comentarista Manolo tiene razón. El pueblo de Cuba no tiene salvación ni la quiere: sólo piensa en huir lejos de la isla. Ondina, no pierda su tiempo sufriendo por Cuba o escribiendo sobre ella. Es mejor que emplee su gran talento en otros temas.

Anónimo dijo...

Cuba a echo bastante resistiendo a Goliat. Ondina lo ve todo negro, pero el futuro del pais esta en dirijentes como Mariela que son abiertos y quieren lo mejor. El cardenal es un santo que libero a presos pero parase que no basta. Si Cuba tiene hambre, porque negarlo?, es por culpa del enbargo. El que no tiene fe en los cubanos no puede habalr de Cuba. Miami esta lleno de amargaos. Ondina escribe lindo pero con resentimiento. ¿Es o no es?

Jose Fariñas

Anónimo dijo...

El comentario de Jose Farinas es realmente acertado hasta con ache para hacerlo mas aun, y una ortografia maravillosamente revolucionaria.

Anónimo dijo...

Muy bueno su post, sobre Yoani aunque no vivo en Yoanilandia creo que aunque "a su manera" esta dejando saber que el pueblo cubano no tiene libertad de viajar a su antojo.
Y Mariela es de los Castro "de ahora" que tiene el potencial heredado, no de su padre sino de otro Castro para "comunicar" y le estan sacando el maximo. Pero Ud tiene toda la razon, la culpa no es de ella somos muchos los hijos del muerto.

Ibis García Alonso dijo...

“… una escéptica optimista”. Usted siempre sorprende, estimada Ondina. ¡Qué frases, qué frases!

Mire, con todo el respeto que usted se merece y que por supuesto merece su juicioso artículo, le aconsejaría que no acose tanto a su conciencia, por favor. Más bien, guíese por su fino olfato. Porque, efectivamente, el “reino de Yoanilandia” huele a pescado que hace rato perdió la cadena de frío.
Es muy triste todo lo que estamos viendo y viviendo. Y sí, tiene usted razón, las noticias no son nada halagüeñas. No lo son ni para los cubanos de adentro ni para los cubanos de afuera. Ese “viento triste que pasa” nos cachetea el rostro sin piedad.
Tanta, pero tanta razón tiene usted en todo lo que plantea, que soy de la opinión de que para cuando los cubanos alcancemos a “hallar las sinrazones de tanta sinrazón”, ya el Sr. José Fariñas (que escribe peor que un mono con un trozo de carbón) habrá resuelto el principio supersimétrico de las cinco teorías de cuerdas planteadas hasta la fecha.
Ojalá me equivoque. Ojalá.

Gracias, Ondina y Josevelio.

Anónimo dijo...

Excelente artículo, Ondina. Muy realista y finamente escrito. Cuba es un caso perdido. Pero tiene que seguir escribiendo de Cuba porque es el tema que más nos duele y nos interesa. Yoani está sospechosa de participar en un jueguito macabro. Gracias por su amor a la isla y a sus gentes. Gracias, Josevelio, por su blog.

Mara Villa del Valle

Anónimo dijo...

Pluma de cisne con punta de acero y estilo de estilete: esta es la prosa de Ondina. La tinta es de pura emoción y de razón sin límites. Tal vez Ondina quisiera ser más optimista, pero la realidad se impone. No hay alternativas. ¿Qué Cuba tenemos? La de los Castros y su dictadura y otra, que inventamos en la distancia con lo mejor del país y los recuerdos personales. Gracias por este blog, Josevelio. Saludos a todos.

Anónimo, pero real

TURANDOT dijo...

Ondina ya nos tiene acostumbrados a su excelencia. Presumo que la educacion de esta senora en edad interesante data de cuando Cuba era un pais. De la educacion socialista ya tenemos de ejemplo a nuestro entranable Farinas.
Me asombran algunos comentarios ingenuos o naives (por llamarlos artisticamente) de anonimos sobre el fenomeno YS. Ya los romanos en tiempos de Ciceron "colaban" a algun magistrado murmurador en el senado para mantener "el orden". Presumo que pertenecen a algun Peter Pan de los muy madrugadores en llegar a estas tierras que no vivio en sus propias carnes (como diria mi querida Lola Flores) el rigor de una dictadura del si o del si.
Lo terrible de un dolor lo define su tiempo. Con una leve jaqueca se puede bailar hasta un guaguanco. Con una migrana de 53 anos no se pueden ni abrir los ojos.

Anónimo dijo...

Vuelvo a repetir que las mujeres cubanas son excepcionales y que están dando la batalla mucho mejor que los hombres. Si Ondina es la voz solista de este blog con sus geniales artículos, el coro de comentaristas femeninos es increíblemente bueno. La opinión de Turandot es tan buena como el escrito de Ondina. Igualmente merecen elogios los cometarios de Frida, "Ondina de mi alma", Ibis García, Mara Villa y Esperanza (a la que extraño esta vez). No es un comentario sexista, pero gracias queridas mujeres. Gracias, Ondina, también "de mi alma". Y gracias a Josevelio porque es como el guardián de estas mujeres valiosas.

Enrique Aguirre

Anónimo dijo...

Si la dictadura de los Castro es tan mala, ¿por qué los "exiliados" regresan tanto a la isla y la pasan tan bien? Deberían quitar la ley de ajuste cubano porque ya no hay mas exiliados, sino emigrantes económicos como los mexicanos, hondureños y demás "latinos", que desprecian tanto los cubanos, todos "blancos". Muy bueno el texto de Ondina, por bien escrito y realista. Gracias.

Simon-Jose dijo...

Mi querida Ondina;
Me había mantenido callado porque comentar sobre tu magnífico artículo me hubiese llevado a tratar de dar respuesta a las preguntas que te haces y bién sabes como somos los cubanos. Somos expertos en política y en pelota, conocemos los remedios para todas las enfermedades y la solución para todos los problemas.
Pero apareció un anónimo en 15:55 que dice que aquello no es tan malo porque la gente regresa y que deberían quitar la Ley de Ajuste Cubano.
Este, o no es cubano o lo debe haber parido una yegua llena de mataduras.
Para ningún cubano es un secreto que se ha generalizado en Cuba , como único proyecto de futuro económico y realización personal, que alguno de la familia emigre (el primero que pueda) y que vaya ayudando a sobrevivir a la familia en tanto crea, en otro país (principalmente USA) las condiciones para "ir sacando" a los demás.
En cuanto a la Ley de Ajuste Cubano, nunca la quitarán, en tanto exista la tiranía castrista. Castro se encargará de mantener las condiciones necesarias para que continúe activa esa ley, mientras les hace llegar a los cubanos los rumores de cambios en las leyes migratorias.
Pero Castro sabe muy bién que el día que cambie sus leyes migratorias y los cubanos puedan salir y entrar libremente al país, automáticamente se cancelan las condiciones que mantienen vigente la Ley de Ajuste Cubano, lo cual resultaría en su derogación.
Y, UNA VEZ QUE LOS CUBANOS NO TENGAN POSIBILIDADES DE VENIR A ESTE PAIS, NINGUN PAIS LES DARIA VISA DE ENTRADA CON FACILIDADES. UNA VEZ QUE SE VEAN BLOQUEADOS SIN PODER DE SALIR DE CUBA, AHI MISMO ESTA LA EXPLOSION SOCIAL Y EL FIN VIOLENTO DE LA TIRANIA.
No por gusto Castro se ha encargado, desde hace dos décadas, de hacerle propaganda a la Ley de Ajuste Cubano enviándole un mensaje a los cubanos de dentro de la isla: "váyanse, que allá los reciben como héroes y los mantienen, que para ustedes es mejor porque si se deciden a protestar aquí, yo los meto presos o los fusilo".
Así ha logrado mantener Castro una válvula de escape que continuamente baja la presión para evitar que "la olla explote".
Un abrazo a todos, especiales para Turandot, Ondina y JosEvelio
Simón José Martí Bolívar.

Anónimo dijo...

Yo pensaba que en este blog no había censura, pero ahora veo que me cambiaron una palabra, solo una, de mi texto. ¿Por qué? ¿Quién fue, Ondina o Josevelio? ¿Oes la misma persona? Así no se vale....

JosEvelio dijo...

La palabra o insulto la he cambiado yo, para poderle pasar su comentario ofensivo y anónimo.Saludos y...

Anónimo dijo...

Bueno, bueno... lo que para uno es realidad, para otros es "ofensivo", es decir, todo es muy subjetivo, pero cada cual está en su derecho. Muchas gracias por la sinceridad. En conclusión, este sí que es un blog que vale la pena.

TURANDOT dijo...

Anonimo,si usted no tiene los cojones de firmar sus comentarios por los menos deberia tener la decencia de no reclamar, callado esta mas guapo.
Enrique, gracias por todas las gentilezas.
Evelio, eres un moderador brillante. Tu deberias ocupar el lugar en los debates publicos de esa banda de ineptos que pupula por las televisiones latinas y espanolas.

JosEvelio dijo...

No puedo menos que agradecer a Madame Turandot sus elogios en su reciente comentario.No es la primera ocasión, ni será la última que "edite" comentarios lamentables para poderlos pasar. Muchas gracias y saludos a todos.

Anónimo dijo...

¡Qué título! ¡Qué contenido!


Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Creo que la Señorita Turandot debería aprender maneras de dialogar porque para defender a Ondina y sus posiciones anticastristas y a Josevelio y su blog NO hay que echar malas palabras ni ser groseros como los chusmas de la isla. Ustedes deben aprender a ser democráticos y abiertos y, como opositores, aguantar a los que se les oponen. Si no, se van a parecer mucho a los propios inquisidores.... Gracias, Josvelio, por este espacio de debate, aunque algunas señoras sean groseras...

manguiypalitodulce dijo...

¡Anónimo aprenda a dar la cara!...y déjese de huevonadas...

TURANDOT dijo...

Anonimo, yo soy una chusmita de la isla y como tal, me expreso. Eso es democracia, no?. Escuchar la opinion de cada cual, el formato, es anecdota pero veamos, para ser chusmita, me gusta poco el tira y encoge asi que como debatir con usted ha dejado de interesarme y valoro mucho el tiempo de mi amigo Evelio, que poeta y pintor, debe cuidarlo para dedicarlo a su arte no voy a replicarle mas hasta que usted tenga la caballerosidad de firmar sus desafortunados comentarios. Muchas Gracias.