miércoles, 9 de mayo de 2012

¿Etiquetas éticas?

Por Ondina León ©

Por naturaleza propia, el ser humano siempre ha experimentado la imperiosa necesidad de denominar la realidad, de diseccionarla y clasificarla, de acuñar términos y endilgar etiquetas. Ardua empresa que pretende ordenar, hasta donde sea posible, el laberinto de la vida, como si Dios no hubiera puesto suficiente orden en su creación, menos en el alma humana. ¿Desafío al Supremo? Tal vez. Necesitamos sentirnos reyes más allá de nuestra conciencia de mortalidad, de nuestro tránsito apurado por la Tierra.
Así, unos cuantos siglos de cultura humana han acumulado unas cuantas etiquetas que, al parecer, en el mundo occidental heredero de la cultura greco-latina, parten de dicotomías férreamente establecidas, de esencias antagónicas y a la vez complementarias: vida-muerte; cuerpo-espíritu; activo-pasivo; amor-odio; luz-oscuridad; silencio-ruido; hombre-mujer; niño-adulto… y esas, digamos, dicotomías socio-políticas de izquierda-derecha; conservador-liberal; progresista-reaccionario.
Sin embargo, como ya dolorosamente sabemos por las lecciones de la historia, en este último terreno es mucho más difícil mantener la claridad de las etiquetas, porque todo se contamina, se enturbia y se refocila en su relatividad enloquecedora y en lo precario de su estabilidad circunstancial. Tal vez, en algún momento de nuestras vidas, hayamos caído en la tentación de detenernos a pensar en nuestras posiciones políticas y colgarnos una etiqueta de “derechista moderado” o “izquierdista humanista” o “de centro con decencia” o “social-demócrata a la europea” o “anarquista de corazón”: todo cabe en la viña del Señor.
En mi experiencia personal como cubana, lo más divertidamente preocupante han sido las etiquetas que mis coterráneos me han colgado, en un derroche de hipérboles, que han ido desde “fascista”, por ser verticalmente anti-castrista y democrática, hasta de “comunista”, en ocasiones sólo por bajar la acera con el pie izquierdo o por expresar que me gusta “Cien años de soledad”. Ya se sabe que todo es del color del cristal con que se mira y, además, que los cubanos, como la tribu atomizada y paranoica que somos, derrochamos pasiones, pero una se queda pensando cuando te avientan un cuño ideológico, en pleno rostro, a modo de insulto, para ningunearte como mujer y “gusana”.
Un caso emblemático es el de la escritora Zoe Valdés, quien además de tener que soportar toda clase de injurias, desde las más diversas latitudes, tiene que arrastrar el peso de toneladas de etiquetas, todas inyectadas con juicios morales inapelables de cubanos y de “hermanos” de América Letrina. Los peores, por supuesto, son los dardos de la izquierda siniestra y los de esos intelectuales cubanos, empachaditos de Marx y Gramsci, anti-americanos delirantes, que ahora viven en Europa, pero padecen el vicio de tener que “hacer oposición”, donde quiera que estén, para sentirse “inteligentes”, y le han llamado a esta escritora hasta “batistiana”. ¿Y? Antes de ser castrista, creo que ella prefiere que le cuelguen la etiqueta de ser partidaria o simpatizante de Fulgencio Batista, aquel presidente “negro” que tuvimos, brevemente (antes que Obama en Estados Unidos), pero no por 53 años...
Al final, pienso lo que creía mi abuela: “Los cubanos somos muy parejeros”. Y te pueden desollar viva a cuchillazos de etiquetas. Así que es mejor limpiarnos los… espejos con ellas y tener siempre presente lo que Don Miguel de Unamuno dijo, muy seriamente divertido: “El que es diestro en el siniestro / es en el derecho zurdo / pues no hay nada más absurdo / que este pobre mundo nuestro”.

25 comentarios:

Zoé Valdés dijo...

Gracias, querida Ondina. Seguimos adelante... Besos a los dos.

Anónimo dijo...

Sí, es cierto; los cubanos somos muy parejeros y algunos somos muy " pajareros" ( que nos gustan los pájaros, vamos ) Pero no los que le tiran a la escopeta, no, no; los de 23 y L, los de Mi Cayito, los de la Rampa, en fin los pájaros. Creo que alguna vez alguien debía escribir sobre los pájaros, no hablo de gays, ni de maricas, sino de pájaros cubanos. Son tan simpáticos, tan ocurrentes, tan auténticos. Bueno, esta entrada no hablaba de eso, pero anyway. Vivan los pájaros cubanos,

Yo, el Tritón Pájaro de Cádiz

Gino Ginoris dijo...

Muy acertado el análisis sobre la forma en que acuñamos a una persona, según del bando en el que estemos nosotros, los humanos, pero Ondina querida, hay que hacer con esas etiquetas eso que dices y que yo estoy seguro que hace Zoé, limpiarnos los… espejos con ellas y prepárate que ahora vendrán las alimañas a etiquetarte de mil maneras, si quieres te presto mi paño limpiador de … espejos.
Abrazo.

TURANDOT dijo...

Ondina, con que lucidez nos premias y cuanta justicia, al referirte a Zoe Valdes.
Yo trato de seguir siendo anarquica porque como no me inyecto botox ni me inflo las tetas esto me da una sensacion de juventud, ya lejana. Y a veces hasta recorforta ir por libre y tratar de hacer y pensar, en cada momento, lo que me da la gana.
Gracias por el post, a los dos.

JosEvelio dijo...

Hay muchos motivos para festejar La Vida y Obra de Zoé Valdés, el pasado 2 de Mayo fue su cumpleaños; y la Mairie de Paris que le ha distinguido con la Grande Médaille de Vermeil de la Ville de Paris.Eres una auténtico orgullo para Cuba, por tu talento y valentía¡¡Gracias y Felicidades Zoé!!

Anónimo dijo...

ella misma se dijo gusana. No se lo dijo ningun comunista.No se queje despues. Para mi Ondina es tan bien recentida, amargada, facista y aconplejada que solo sabe criticar a Cuba y los cubano. y ya salio mi amigo Gino a tracatanear le a Ondina. ¿Cuanto te paga hijo mio? Turando que se inche las tetas y se a felis. Bueno ya estaba extrañando a Ondina yo tan bien. Saludo.

Jose Fariñas

Anónimo dijo...

Magnífico artículo, Ondina. Menos mal que hay alguien con valor para defender a Zoe Valdes. La mayoría de los "intelectuales" cubanos la odian, creo yo porque la envidian. Usted y Zoe sí tienen inteligencia, decencia y valor para escribir y denunciar las injusticias de la dictadura de los Castros y de sus cómplices, que son desde artistas de Hollywood hasta cardenales católicos, para no hablar de la primera dama de la isla, Hugo Chavez. Gracias, Josevelio, por tu valor al publicar a Ondina.

Margarita León

Anónimo dijo...

¡Bravo, Ondina! Usted como siempre brillante, culta y lúcida. Y haciendole justicia a Zoe, la pobre, tan insultada por los castristas y sus amigos. Me reí mucho con el comentario de Turandot. Yo tampoco me inflo las tetas ni me quito ni me pongo pedazos de cuerpo y, sí, me siento libre. Ondina, no deje de escribir. Se puede demorar un poquito, está bien, pero no deje de hacerlo. Josevelio, espero que esté cuidando a Ondina como se merece esta mujer. Gracias a los dos. Saludos a todos.

Mara Villa del Valle

Anónimo dijo...

Ondina querida
Lo que mas me duele de esa patria es que cada vez que se sabe algo nuevo de alli, es algo sordido, malsano y corrupto. Ahora el asunto
de IKEA y el uso de prisioneros para trabajos de los suecos con el beneplacito de la izquierda mundial, estaremos vivos, o se publicaran todas las atrocidades del regimen de 53 anos? lo dudo, caera un manto de silencio con el ptetexto de la hermandad y el perdon
Gracias a Eve y a ti por estos maravillosos escritos...Manolo

Anónimo dijo...

Felicidades Ondina por defender a nuestra querida Zoe, que tanto tiene que aguantar. Ella es nuestra reina y siempre lo sera...Ondina tu presentacion, fantastica, ademas Lecuona y su interpretacion , Crisantemo de fondoo musical genial!!!
felicidades

Anónimo dijo...

La etiqueta que mas me gusta es la de "gusano" y a mucha honra. Ondina es brillante a cada vez que escribe y me imagino que será igual cuando habla y expresa sus opiniones con pasión. Aunque, mas allá de gusana, no dijo cuál etiqueta política le viene mejor a ella. Como mujer, sigue siendo un misterio para mí. Josevelio, ¿qué sería de nosotros sin Ondina?¡Magnífico blog!

Cristobal

Anónimo dijo...

La etiqueta que mejor le vendría a Ondina es la de "francotirador" porque, hasta donde la conozco a través de sus artículos geniales, no creo que encaje en solo una o dos etiquetas ideológicas o políticas. Nada de "liberal", "demócrata", "intransigente" o "gusana" a secas, ella es todo esto y mucho más (o menos, según se mire, para bien). La cita de la abuela de Ondina y la de Unamuno me parecen extraordinarias. ¿Y mi etiqueta? Yo creo que no creo en mucho,pero por lo menos sé que no soy un hijo de puta castrista. Gracias, Ondina, y gracias, Josevelio.

Enrique Aguirre

Simon-Jose dijo...

Sr. Enrique Aguirre;
Me atrevo a hacerle una observación a su comentario.
Dice usted que "está seguro que no es un hijo de puta castrista", y ahí hay algo "que no juega", pues para ser castrista....
el primer requisito es no tener madre.
Un saludo cubanísimo a todos.
Abrazos JosEvelio.
Simón José.

Ibis García Alonso dijo...

¡Bravísimo, Ondina! Justísima. La obsesión por las etiquetas es lo que definitivamente le ha puesto la etiqueta de “ABSURDO” a este mundo. Borges lo deja claro en su cuento El inmortal.
Ah, espera, que si me gusta Borges soy…
¡Así nos va!
Gracias, Ondina y Josevelio.

(¡Mimadre, una joya ese comentario de TURANDOT!)

Gino Ginoris dijo...

Querido Fariñita, entre col y col una lechuga no hace la diferencia ¿o sí?
Ya sé de tu descontento con el blog y los que acá comentan, aún no sale ni un pesito para ti, me imagino que estés muy necesitado de esa ayudita a ver si de una vez terminas de arreglar esa dentadura postiza, sí, la misma que te hicieron en Cuba, ya tiene mucho tiempo y anda medio gastada, si no como imaginar que te salgan tantos fallos juntos en solo un par de oraciones. La cosa está mala ¿no? Pero aguanta un poquito más, ya llega, ya llega la ayuda, tu dinerito, que bien te lo ganas haciendo esos chistes tan cómicos, ¿Por qué son chistes, verdad? Todas esas animaladas son chistes y la plancha postiza ayuda ¿verdad que sí?
Igual te quiero.

Anónimo dijo...

Brillante Ondina como siempre. Y tan certera, tanto, que hace que algun HdP ñangaron se pique y entre a comentar.

Frida M dijo...

Gracias a Ondina y a JosEvelio por hacerle justicia a Zoé Valdés,una gran escritora, un ser humano excelente y una luchadora incansable.
Leerla a Ud. Ondina, es un enorme privilegio. Reciba un abrazo cariñoso. Para ti también JosEvelio.
Saludos a los visitantes buenos de este blog.
Gracias.

Anónimo dijo...

Definitivamente, este blog de Josevelio tiene que ser único, no pude haber otro parecido porque Ondina es genial siempre, por su escritura y por su profundidad sabia, pero los comentaristas están a su altura. Sólo hay que leer al Tritón de Cadiz, que se pierde, pero cuando regresa, acaba; Turandot, que es divertida y genial; Gino, todo un poeta, pero que se defiende como gato boca arriba y maneja la ironía muy bien; Margarita y Mara, tan femeninas y tan inteligentes; Simón José es perfecto en sus lecciones de historia y en sus comentarios (el último, delicioso); Enrique y Cristobal, siempre justos y polémicamente brillantes; Ibis, culta, inteligente y lúcida; de Josevelio no quiero hablar para no pecar de exagerado; sólo decirle; Maestro. Gracias a todos y en especial a Ondina, la otra Maestra:

Fabrizio del Dongo

Alfredo Pong dijo...

Hablar siempre aunque sea una estupidez, es muy común entre nosotros los cubanos, y Zoé valdés no escapa a ese ataque de quienes tienen en los genes el virus inculcado desde sus tempranos días de pionero, contra todo lo que sea diferente a las loas aburridas de los adeptos a la bestia, creo que sumar y multiplicar es siempre mejor que la labor de zapa que oculta una envidia mediocre, que al final envenena el alma, Zoé ha entrado a la historia de nuestra cultura pese a quien le pese, por derecho y talento. Gracias amigo por tus atinados articulos.

Simon-Jose dijo...

Mi muy estimado Alfredo Pong;
Esto no tiene nada que ver con el tema del Post, pero me has hecho recordar ( y reírme mucho) el título de una película rusa, de aquellas que nos tenían "saturados" cuando tu y yo eramos jóvenes, que anduvo algún tiempo por los cines de toda la isla.
El título, todo un poema a la muela socialista:
"NO TENER NADA QUE DECIR NO ES MOTIVO PARA CALLARSE".
Que lo disfruten.
Un abrazo cubanísimo a todos.
Simón José.

Esperanza E. Serrano dijo...

Buen articulo, como todo lo que escribes, mi estimada Ondina.
En mi opinión las etiquetas que nos ponen, no nos caen del cielo, algunas son muy buenas y otras nos las ponen con el deseo de hacernos daño, mancillando nuestro honor, nuestra personalidad, etc.
En Cuba, después de 1959, se ha convertido en práctica rutinaria etiquetear a las personas, ya es parte de la idiosincrasia del cubano.
A Zoé la critican o la veneran en dependencia del nivel de empatía que se tenga con ella. Particularmente pienso que Zoé es valiente por decir abiertamente lo que piensa en cada instante, sin pelos en la lengua, y con el machete en la mano cuando la emprende contra alguien o contra algo que no le resulta de su agrado.
Nadie es perfecto, dice el viejo adagio. Zoé también es especialista en etiquetear a las personas, para bien o para mal. Lo cual no le quita su gran mérito como escritora, artista e intelectual que ha entrado de a lleno en la cultura cubana por sus obras y por su gran activismo cultural, además de ser una gran humanista.
Gracias JosEvelio por mantener este maravilloso blog.
Un abrazo
Espe

JosEvelio dijo...

¡¡Muchas felicidades a todas las Madres en su Día!!

Gino Ginoris dijo...

Felicidades Ondina, Jose dale un abrazo a La Mamma.
Gino.

Anónimo dijo...

Ondina de mi alma,a veces tenemos tantas cosas que decir, que mejor no decimos nada.
"Dale de comer a la mesquindad y te pedira mas."
Saludos y muchos carinos para usted mi adorada Ondina y Josevelio.

Anónimo dijo...

Como decía tu abuela, Ondina: los cubanos somos parejeros.



Teresa Cruz