domingo, 26 de febrero de 2012

Sin evasión


Por Ondina León ©

Nació en el año 2005 como Eva González, pero ha llegado a ser Miriam Celaya, su verdadero nombre, a medida que ha ido creciendo su estatura como verdadera disidente. Las razones de este “antifaz provisional, pero con voluntad permanente” son mucho más que obvias: Miriam vive en Cuba, bajo una dictadura feroz. Pero no en un régimen totalitario cualquiera, sino en el más longevo de América, el de los Castro y, por esta sinrazón, el más dañino entre los cánceres socio-históricos del continente. Cualquier reproche que se le pueda hacer en cuanto al juego con su identidad es baladí. Porque aun como Eva, Miriam siempre fue ella misma, esa mujer no sólo inteligente y culta, sino también, y sobre todo, esta mujer insondablemente valiente que escribe en su blog “Sin Evasión”, sitio obligado de peregrinación para todos a los que nos duele Cuba.
Y decir “escribe” es decir muy poco, porque Miriam describe la realidad, sin ser costumbrista como otras blogueras tan premiadas; analiza aberraciones y fenómenos, sin pedanterías; disecciona, con rigor de académica; propone soluciones concretas, sin mesianismo; alienta, sin ser falsamente optimista; escribe por deber para con ella misma y para con sus prójimos próximos, no para mover los hilos de la publicidad y el mercadeo, que le puedan reportar pingues beneficios, incluyendo portadas de revistas extranjeras o estar en la lista de los cien “más” de algo...
Para los que hemos visto crecer a Miriam, desde tantos ángulos, durante tanto tiempo, el orgullo que nos engendra está muy justificado. Basta con leer su más reciente artículo “Declaración de principios”, en su blog, para sentir y saber que esta hermosa mujer le ha perdido el miedo (si alguna vez lo tuvo) a la represión castrista e igualmente ha llegado al punto de justicia y equilibrio en el que, serenamente, con elegancia, llama a las cosas por su nombre, “al pan, pan y al vino, vino”, y arremete contra el status quo y le dice a la dictadura, dictadura; y a la gerontocracia, mal de males; y a la esencia excluyente y represiva de la mafia castrista, vergüenza de vergüenzas en la isla posesa, su patria, nuestra patria.
Y no se podía esperar menos de una mujer, esta otra Eva contumaz y nada pecadora, que nació el 9 de octubre de 1959 (¿les dice algo el año?); se crió en La Habana Vieja rodeada de solares y de marginales; asistió a la secundaria básica “Forjadores del futuro” (“Forajidos del futuro”, más bien) y, luego, al Pre-universitario “José Martí”, escuelas por las que también han pasado unas cuantas Evas “conflictivas”, como Zoe Valdés (¿será simple coincidencia?). Luego, la universitaria graduada se convirtió en brillante académica, hasta donde el régimen la dejó ejercer. Por su entorno familiar, tal vez Miriam hubiera llegado a ser una “dirigente” del sistema, pero su sentido de la justicia, como buena hija del signo de Libra que es, la ha llevado a donde está ahora: en el frente de lucha por la libertad, la suya y la de todos nosotros, los de adentro y los de afuera de la isla atomizada.
Como honrar honra, me quito el sombrero ante su lucidez activa, militante, emancipadora y digna, y me felicito a mí misma por sentirme hermana de esta mujer excepcional, a la que deberíamos apoyar sin reservas, no sólo leyéndola y reflexionando con ella, sino también difundiendo su voz libre, la que tanto teme el régimen castrista. Porque la suya es la voz de la verdad desnuda en un país donde tantos millones han enmudecido de pavor, de desidia, de inmoralidad, de abulia, de desesperanza. Con Miriam, el futuro se siente mejor y más cercano: ella es la esperanza hecha mujer. Gracias, Miriam.

14 comentarios:

Gino Ginoris dijo...

Increíble, vengo del blog de Miriam, de leer su “Declaración de principios” y me encuentro tu post dedicado a ella.
Valiente mujer, inteligente y decidida a nombrar las cosas como son.
Me ha gustado mucho que le dedicaras tus palabras de hoy.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Como bien dice usted, Ondina, citando a Martí, "Honrar honra". ¡Bravo por usted y bravo por Miriam! Mujeres como ustedes son las que Cuba necesita. Excelente artículo. Gracias, Josevelio, por el apoyo que nos das.

Margarita León

JosEvelio dijo...

¡Bravo a Miriam Celaya por su valentía y lucidez! Siempre muy agradecido a las Sra. Ondina León por sus excelentes artículos y a mi maestro del Blog, el gran amigo poeta y músico Roger Rivero. Saludos a Gino y Margarita León
por sus comentarios.

Anónimo dijo...

Nunca había entrado al blog de Miriam Celaya, pero gracias a este artículo de Ondina entré y he descubierto un sitio que está a la altura de Guitáfora. Miriam y Ondina tienen muchas cosas en común, como que escriben muy bien, son valientes cuando analizan los problemas y se siente que son personas libres, como deberíamos ser todos. La "Declaración de principios" es una joya. Recomiendo su blog "Sin Evasión", sin dudas. Josevelio, usted como siempre, apoyando lo mejor de lo mejor. Saludos.

Enrique Aguirre

Teresa dijo...

Gracias, Miriam, digo yo también. Y gracias a Ondina León y a Josevelio por dedicarle este post a Miriam Celaya, cubana valiente y brillante.




Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Muy buen texto este de Ondina, que le hace justicia a quien se la merece. Con Ondina y Miriam y Las Damas de Blanco Cuba tiene que sentir orgullo. Felicidades a estas muejres valientes.

Cristobal

Zoé Valdés dijo...

Gracias a Miriam, a Ondina, gracias por mencionarme, gracias a Josevelio.

Frida M dijo...

Miriam se luce (lleva un nombre tan cubano...)en un tema que no es fácil.
Enhorabuena.

Ibis García Alonso dijo...

Muy merecido este post a Miriam Celaya. Efectivamente, una Eva que no “eva-de”, ni mucho menos teme, llamar a las cosas por su nombre. Gracias por compartir este artículo, estimados Ondina y Josevelio. Gracias.

Anónimo dijo...

Pero si estas mujeres son tan inteligentes ¿porque no reconosen que Cuba esta cambiando? Raul esta haciendo lo que no hiso Fidel en 50 años,aunque sea dejar que la gente venda y conpre casas. Si no se suben al carro de los cambios se quedan atras. se nesecita estar abierto para poder negosiar con los reformistas que son lo que tienen el poder. No vasta con escribir bonito tanbien hay que ser justos. Si asta hay enpresarios de aqui que estan loquitos por negosiar alla. Abran los ojos compañeros...
Jose Fariñas

Roger Rivero dijo...

Felicito a Ondina nuevamente por este artículo que honra la labor de esta distinguida joven cubana que denuncia esa cara que la propaganda comunista no le gusta que vean porque es la verdadera. También me encabrona que este José Fariña continúe hablando mierda sin sentido, porque coño si antes del 59 era posible vender casas, carros, y todas esas cosas materiales, no se a que se refiere con que aquello esta cambiando, por el contrario, esas concesiones demuestra que esta ha sido una dictadura retrograda que ha empantanado al país, ¿Señor, usted le llama cambiar a rescatar lo que había antes del 59? Pero hombre, que mala memoria. No es difícil ver que este es el peor gobierno que ha tenido Cuba. Un cordial saludo para Ondina y Josevelio.

Gino Ginoris dijo...

Para Fariñas
Amiguito Fariña, lo que pasa es que ellas tienen buena ortografía, entonces se confunden, son inteligentes pero se confunden imagínate tu como me imagino yo, que leen tus comentarios en cuanto blog tu entras a dejar tu huella, se les va el aliento y parte de la vida en tratar de entender que rayos fue lo que quisiste decir cuando usas palabras tan encumbradas como “ vasta (basta) coNpre, eNpresarios, negoSiar, y la muy famosa taNbien, es eso mijo, con escritores como tú no hay inteligencia que aguante.

Anónimo dijo...

Ondina siempre da en el blanco porque ya hacía falta que una voz autorizada apoyara a Miriam Celaya y le hiciera justicia. Yo creo que ellas dos hacen una buena trinchera femenina contra la dictadura. Sus ideas se complementan y se fortalecen unas a las otras. Gracias a las dos por el amor a la libertad. Gracias Josevelio por reconocer a Miriam.

Fabrizio del Dongo

TURANDOT dijo...

Ondina, siempre tienes un buen regalo para nosotros. No conocia el blog, desde ahora, lo leere. Gracias a ti y a Eve.

Ay pepito. HISO, me gusta la palabra. Podrias confirmarme si es Euskera o eres tan listo que violas de esa manera el verbo "hacer" para que sepamos todos que en Cuba, con los Castro, no se hace nada.