martes, 7 de febrero de 2012

He perdido contigo

"Sin embargo, en 1937, Dios se le acercó y le susurró al oído: Hija mía, cuando un ser humano trabaja, yo lo respeto. Pero cuando canta, lo amo. Así que, canta, que yo te escucho…”.
A la vera de su voz
Por Ondina León©



Maria Teresa Vera
Cuba, (1895-1965)