domingo, 29 de enero de 2012

Tengo glosas para “Tengo”

Por Ondina León ©


A todos los cubanos y extranjeros que alguna vez creyeron que Nicolás Guillén tuvo razones de peso para cantar así…


“Cuando me veo y toco / yo, Juan sin Nada no más ayer”, / no más Llave del Golfo, no más Perla de las Antillas, no más querer ser el querer, / “y hoy Juan con Todo, /
y hoy con todo”, con máscaras, mordazas y silencios,
“vuelvo los ojos, miro, / me veo y toco /
y me pregunto cómo ha podido ser” y que dure ya tanto, tanto como una pesadilla sin horizontes de 53 años.
“Tengo, vamos a ver, / tengo el gusto de andar por mi país, / dueño de cuanto hay en él”: ruinas, ansiedades, ausencias y vacíos: hambres y sedes sin fin… / “mirando bien de cerca lo que antes / no tuve ni podía tener”, ni merecía llegar a tener, desposeído.
“Zafra puedo decir”, / clamando por el azúcar, sin melaza y sin miel; / “monte puedo decir”, de basuras y mosquitos; / “ciudad puedo decir”, de cadáveres y exilios, / “ejército decir”, de desempleados y proscritos, /
“ya míos para siempre y tuyos, nuestros”, inmerecidos, /
“y un ancho resplandor de rayo, estrella, flor”, como de olvidos de Dios.
“Tengo, vamos a ver”, si me dejan ver lo que hay que ver, / “tengo el gusto de ir / yo, campesino, obrero, gente simple”, ciudadano de séptima, marginal, hombre reducido a número, / “tengo el gusto de ir, / ¡es un ejemplo! / a un banco y hablar con el administrador”, un traidor a mis bolsillos, un cuadro descolorido del partido, que es decir un mafioso aguerrido, un don nadie en cruz, / “no en inglés, / no en señor, / sino decirle compañero como se dice en español”, esa lengua que alguna vez existió en sus jardines invisibles y hoy es esperpento, galimatías, horror...
“Tengo, vamos a ver, / que siendo un negro / nadie me puede detener / a la puerta de un dancing o de un bar”, por ser negro no, pero sí por ser cubano, hombre, mujer, dolor; sí me pueden detener por no tener dólares, vil metal, ni un pasaporte español, argentino o senegalés. / “O bien en la carpeta de un hotel / gritarme que no hay pieza”, esa pieza del rompecabezas o del ajedrez mortal de la realidad, esa pieza donde la jinetera engendra el pan de ese día, no el del más allá, / “una mínima pieza y no una pieza colosal”, de esas coloniales que se derrumban a diario sin la menor lealtad, vencidas por el tiempo y la iniquidad, / “una pequeña pieza donde yo pueda descansar” de tanta amargura y tanta soledad.
“Tengo, vamos a ver, / que no hay guardia rural”, sino inseguros agentes de la seguridad, lobos en piel de proletarios, falsos machetes para un monte sin desbrozar, / “que me agarre y me encierre en un cuartel, / ni me arranque y me arroje de mi tierra al medio del camino real”: toda la isla es un cuartel sin tierra donde sembrar esperanzas o posibilidades, sin delinquir o matar.
“Tengo que como tengo la tierra tengo el mar”, ese aliado de la dictadura con barrotes de espuma de sal, con tiburones guardianes, con soledad estrecha y propia, sin piedad / “no country, / no jailáif, / no tennis y no yatch, /
sino de playa en playa y ola en ola”, de sed en sed, de muerte en vida de muerte, de orfandad, “gigante azul abierto democrático: / en fin, el mar” de las tinieblas…
“Tengo, vamos a ver, / que ya aprendí a leer”, pero no me dejan leer lo que Dios quiere que yo lea, lo que necesito para ver sin mirar, “a contar”, las horas tan largas de esta corta vida tan corta en libertad y tan vasta en ansiedad, / “tengo que ya aprendí a escribir / y a pensar / y a reír”, a pesar de las miserias, y por eso estoy en este calabozo, alargado como un caimán, sin derecho a soñar, paralizado y lúcido, a punto de estallar.
“Tengo que ya tengo / donde trabajar / y ganar / lo que me tengo que comer”: en las intemperies de las calles, en el cambalache más salvaje, en el basurero de la historia y de la desmemoria insular.
“Tengo, vamos a ver, / tengo lo que tenía que tener” por no tener el coraje de defender lo que me merezco como ser...

27 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial, espero que Guillén lo vea desde donde esté.



Teresa Cruz

JosEvelio dijo...

Amiga Ondina: Con afilada daga le ha dado usted una estocada elegantísima al
autoproclamado, “poeta nacional”. Ya tiene lo que ¡tenía que tener! Gracias…¡muchas gracias!

Anónimo dijo...

Pero esta mujer es una fuente inagotable de sabiduría, lucidez y talento. Yo propongo, amigo Josevelio, que cuando las hermanitas Castro ( no puedo menos que frivolizar con la china y la barbúa ) no estén en este mundo, la Sr. Ondina ocupe la presidencia de ese accidente geográfico llamado Cuba. Ella sería una excelente líder, pero no una Cristina F. de Kirtchner ( esa zorra corrupta ) ni la terrorista trasnochada ( que ya anunció que no se reunirá con la desidencia cubana ) de Dilma Rouseff. No, no, ella es de la estirpe de Golda Meir o de la Iron Lady.

Mis respetos y kilogramos de amor para Ondina León,

I fucking love you,

Rafa, el abuelo hispano-cubano

Anónimo dijo...

Sra. Ondina: Me ha dejado usted sin palabras con estas glosas al conocido, hasta la repugnancia, poema de Guillén. ¿Se puede agregar algo? No lo creo porque ya usted habló muy bien por nosotros, los cubanos indignados, contra la dictadura. Como dice Josevelio, este texto es una "afilada daga", elegante y peligrosa. Gracias.

Margarita León

Anónimo dijo...

¡Increíble! ¡Tremenda trompada de mujer en la cara del poeta nacional! ¿Qué hubiera dicho él? Es un crimen lo que hemos hecho con Cuba... Ondina como siempre, mis respetos. Hay que tener valor para decir las cosas que usted dice y cómo las dice. Josevelio, gracias.

Enrique Aguirre

TURANDOT dijo...

Cuando escuchaba este poema de nina en Cuba siempre me parecio servil,nunca me gusto.El de Ondina es verdadero (lo primero en poesia). El unico merito que le cabe a Guillen es haberlo provocado.
Gracias Ondina.

Roger Rivero dijo...

Esto es magnifico, esta nueva construcción del poema de Guillen esta mucho mas acorde con la realidad social y política de ese país antidemocrático, en verdad que se la comió Ondina, felicitaciones por este regalo que supera en verdad al del Erú. Les deseo una muy buena semana para ustedes, saludos

Anónimo dijo...

Ahora Ondina es poeta pero igual de conflicctiva. A mi no gusto porque es negativa y deprime a cual quieras con su criticas. Quien es ella para parar se al lado de guillen? Respeto señora. Parece que lo cubano de Cuba le lebanta ronchas, mejor que se haga un tejido tejiendo.

Jose Fariñas

Anónimo dijo...

No hay quien le haga resistencia a Ondina con sus verdades...

JosEvelio dijo...

Hace tiempo quiero compartir con ustedes que Roger Rivero, poeta, músico y un gran hermano, es mi maestro del Blog Guitáfora. Cuando se sube un post como "Tengo glosas para "Tengo"; requiero de su sabiduría y siempre está dispuesto a colaborar...digamos que es el padrino técnico de Guitáfora. Muchas gracias maestro y saludos a todos.

Anónimo dijo...

El comentario de Fariñas, además de tonto y venenoso, es machista, demasiado insultante como para quedar sin respuesta por parte de los que admiramos a Ondina y respetamos a Josevelio. ¿Por qué Fariñas no escribe algo defendiendo con argumentos lo que cree? Sería un milagro. A mí me parece muy buena esta versión comentada del poema de Guillén. Así también se aporta un granito de arena en la lucha contra la dictadura. Saludos,

Fabrizio del Dongo

Anónimo dijo...

Tengo vamos a ver a Ondina León que nos está enseñando a leer entre reglones la verdadera esencia de la poesía de Guillén.
Tengo vamos a ver lo que teníanos que tener.

Capullito de Alelí

Anónimo dijo...

Fabrizio del Dongo, no pierda su tiempo, no tire margaritas a los cerdos.
Sra.Léon, I love you!

George Sand.

Frida M dijo...

Ondina León otra vez!
Gracias, maestra.

TURANDOT dijo...

Pepito, antes de valorar, aprende a escribir. Alfabetizar, alfabetizar. Cada vez que escribes leo faltas ortograficas son como mocos pegados en la pantalla. Es ofensivo.

Anónimo dijo...

“Zafra puedo decir”, / clamando por el azúcar, sin melaza y sin miel; / “monte puedo decir”, de basuras y mosquitos; / “ciudad puedo decir”, de cadáveres y exilios, / “ejército decir”, de desempleados y proscritos, /
“ya míos para siempre y tuyos, nuestros”, inmerecidos, /
“y un ancho resplandor de rayo, estrella, flor”, como de olvidos de Dios.
La pintura perfecta de la triste Cuba de hoy...
Cristobal

Roger Rivero dijo...

Gracias, es un placer hacerlo, un abrazo fuerte!!!

Anónimo dijo...

Mi estimada Ondina, cuanto diera por poder tenerla ahora frente a mi y darle un gran abrazo, tal y como usted se merece. Los que me han precedido han sido muy claros en su percepción y no se me ocurre nada nuevo que decirle, solo pedirle que siga haciendo esta maravilla de comentarios , que nos alimentan el alma y nos dan algunas esperanzas. Al márgen, quisera decir que tal y como estan las cosas en Cuba en estos momentos, hasta el mismisimo Nicolás , estaría de acuerdo con sus glosas, porque ya el no reconocería lo que en su momento defendió . Soy el cubano chileno.

Ibis García Alonso dijo...

Excelente, estimada Ondina. Recuerdo que mi abuela siempre decía que ese poema hubiese sido verdaderamente auténtico si el autor le hubiera puesto signos de interrogación a todos los versos a partir de la segunda estrofa, y hasta en el título mismo (¿Tengo?).
Gracias, Ondina.
Gracias a Josevelio y por supuesto a Roger Rivero.

PD: Sr. Fariñas, ¿por qué no prueba con el castellano?

Esperanza dijo...

GENIAL!!!!!
Dicen, los conocedores de la humanidad, que cada pueblo tiene lo que tiene que tener.
Justamente Ondina ha dicho lo que tenemos los cubanos.
Guillen fue el bufón de la corte, el adulón por antonomasia del régimen castrocomunista. Aunque oficialmente le llamaban el poeta nacional, nunca lo fue ni lo será, ni por su Tengo, ni por su Por Mar de las Antillas anda un barco de papel,ni por la Muralla, ni tan siquiera por sus poemas al margen de los cuadernos de estudio.
Ondina, eres genial.
Roger gracias por apadrinar este blog. JosEvelio gracias a ti también por mantenerlo.
un abrazo
Espe

Anónimo dijo...

Ondina de mi alma , ya todo esta dicho en los comentarios.Genial!!!
Usted se puede parar al lado de Guillen y de los grandes literatos,usted es una maestra de las letras.Mucha Ondina!!!
Saludos.

Anónimo dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios sobre estas glosas, pero el mérito es justamente compartido, porque la idea de escribirlas partió de Josevelio, que fue quien me propuso el tema del poema "Tengo", de Guillén. Luego, las glosas fueron aprobadas por él y llegaron a ustedes gracias a la colaboración técnica de Roger Rivero, el padrino cibernético del blog. Así que podríamos considerar que esta es una obra a seis manos, para ustedes y para todos los cubanos, estén donde estén. Como siempre, sus comentarios, en especial los de Ibis, Esperanza, Capullito, Teresa Cruz, Rafa, Margarita, Aguirre, Roger, Simón José, el Cubano-chileno, Turandot y Zoe Valdés, enriquecen infinitamente este espacio virtual, que ya es una realidad constante y sonante. Gracias a todos por amar a Cuba, aunque a veces parezca que no lo hacemos lo suficiente. Gracias, Josevelio.

Ondina León

Anónimo dijo...

Ondina es de una sabiduría y un talento literario muy raros en las blogosferas cubanas. A mí me impresiona cada texto suyo.Estas glosas son un fenómeno. Bueno, es que el talento real no tiene edad ni sexo ni raza ni nacionalidad. Gracias Ondina por este regalo y gracias Josevelio por publicarlo.

Cristobal

Anónimo dijo...

Turandot: Genial!. Su comenario acertadísimo. Al alba vincero,vincero, vinceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee....rooooooooo.

George Sand.

Anónimo dijo...

Ah!, pero escribía en español?. De verdad?. Gracias Turandot.

Capullito de Alelí.

Anónimo dijo...

Quiero darle las gracias, por su fidelidad y sus comentarios inteligentes y llenos de humor, a esa persona (él o ella) que no firma, pero siempre encabeza sus textos con "Ondina de mi alma". Otras veces lo he hecho, pero aquí se me pasó y quiero reparar el olvido. Y que siga comentando, que así ilumina el blog. Gracias, de todo corazón.

Ondina León

TURANDOT dijo...

Capullito,es muy bueno tu comentario. Casi no se reconoce el castellano.
Pero esta en la biblia, ...por sus obras los conoceran. Creo mas bien que escribe como ensenan los comunistas.
Si no intenta mejorarlo leyendo y aprendiendo por si mismo, este es el resultado.
Un extremismo que no sabe ni expresarse. Es lo que merece.