viernes, 14 de octubre de 2011

Rojos, pero verdes

Por Ondina León ©

¿De nuevo estoy leyendo noticias en el Granma, como cuando estaba en la isla posesa? ¿Estoy atrapada en la pesadilla perpetua? ¡No! Me estoy actualizando ―eufemismo para decir que me estoy torturando― con El Nuevo Herald, en Miami, la llamada pomposamente “Capital del Exilio”, sí, ese que cada día más es humillado y ofendido por cualquiera de cualquier rincón del planeta (¿será que sienten envidia?).
La noticia de primera plana, que me hace saltar de indignación hoy, es la de las celebridades de Hollywood que han firmado una carta pidiéndole a Barack Hussein Obama que intervenga con su varita mágica y permita que el espía castrista René Gonzalez, recién liberado, regrese a Cuba, porque en Miami, antro de mafiosos y cavernícolas que andan por las calles degollando a inocentes criaturas políticas, su heroica vida corre peligro. Y este hombre virtuoso, cuyo único pecado fue “monitorear a los grupos castristas con historial violento de Florida que habían organizado o financiado atentados a objetivos civiles…” (sic.), no merece tal suerte. Hay que ver cómo este diario, que llama “ex presidente” a Fidel Castro y tilda de “ex dictador” a Pinochet, publica acrobacias verbales y semánticas tan “asépticas” y “objetivas” que cualquiera se enferma de muerte.
Pero, ¿quiénes son esas estrellas comprometidas que han regalado su rúbrica a semejante petición “humanitaria”? Son los de casi siempre: Susan Sarandon, Danny Glover, Héctor Elizondo, Peter Coyote, Pete Seeger, Mike Farrel y otros nuevos; y algunos que, extrañamente, no están, como Sean Penn, Benicio del Toro, Steven Soderbergh, Steven Spielberg, Robert Redford, Jane Fonda, que siempre apoyan al castrismo, y un largo y vergonzoso etcétera. Porque estos “rojos”, para decirlo cromáticamente, a fuerza de estar forrados en dólares, se ven “verdes”, y no precisamente porque se las den de ecologistas: el sistema que odian, este capitalismo democrático, les ha permitido tener una libertad que jamás hubieran soñado en otros sistemas que ellos tanto admiran, pero en los que no viven ni ganan sus salarios astronómicos. Prefieren mirar los horizontes del socialismo desde la altura infinita de sus pent-houses de California, con un daiquirí en una mano y un “Cuba libre” en la otra.
Aunque lo verdaderamente importante no es que sean de izquierda, de centro o de derecha, sino que no son demócratas auténticos, porque apoyan a una dictadura, la más vetusta del continente americano, la misma que ha querido destruir a su país en reiteradas ocasiones, de cualquier manera. ¿O ya se les olvidó a estos artista de vanguardia, tan originales ellos, la Crisis de los misiles rusos en Cuba, que puso al mundo al borde del cataclismo atómico, en octubre de 1962? ¿Y la crisis humanitaria de El Mariel? ¿Y las narcoguerrillas castristas en la América Letrina? Y cientos de eventos y hechos absolutamente antiamericanos.
Lo que deberían hacer estos firmantes, si fueran menos ignorantes o más decentes o menos mala entraña, es escribir una carta en la que apoyen a las Damas de Blanco o en la que clamen por la salud de Laura Pollán; o una en la que pidan el fin del embargo de los Castros contra el pueblo de Cuba; o si no otra en la que reclamen libertad de expresión y pluripartidismo en la isla caribeña. Se podrían reivindicar de tantas formas... Pero no, Hollywood, salvo honrosas excepciones, siempre ha parecido sordo y mudo al cáncer con metástasis que padece la nación cubana. ¿Por qué? Barajo varias respuestas, pero todas son tan indignantes que prefiero rumiarlas y dejar que la propia historia me demuestre lo contrario, así que me siento…

7 comentarios:

Zoé Valdés dijo...

Recomiendo siempre Fidel Castro: El tirano favorito de Hollywood, de Humberto Fontova.
Te di link.

JosEvelio dijo...

Gracias Zoé: Voy a buscar El tirano favorito de Hollywood.Siempre genorosos tus links...bueno, Ondina es muy León...no crees?

Puti Armienne dijo...

Son coministas del capitalismo que se las dan de "progresistas" cuando en realidad son oportunistas que no reparan en nada para obtener propaganda.

Gino dijo...

Si Jose es muy León esta Ondina y muy certera en sus puntos de vista, primero uno se indigna con estas cosas, luego se da cuenta que Zoe tiene muchísima razón cuando dice que lo mejor que ha hecho el régimen de la habana, lo más brillante que ha creado es ese producto de marketing que exporta al mundo, esas mentiras tan bien elaboradas y que se han sembrado en el alma de muchos alrededor del mundo, que desde lejos, nos ven como un pueblito “feliz”.
Cuanta falta nos hacen miles de Ondinas en este mundo.

Anónimo dijo...

Muy buen comentario....preciso y claro...todas las denuncias son bienvenidas.....algun dia seran escuchadas.
Canon

Roger Rivero dijo...

Es muy fácil ser burgués y llamarse comunista, o ser burgués y defender la dictadura sin haber nacido en Cuba, porque si afuera el caso, ni estarían en Hollywood ni disfrutarían de su burguesía. Son Tontos utiles para la propaganda ideologica, borreguillos. Magnifico Ondina!!!!

TURANDOT dijo...

Todo un placer leerte. Gracias.