jueves, 15 de septiembre de 2011

El Reino de los ex

Por Ondina León ©

Ciudad mágica si las hay, Miami, que se levanta hacia el cielo desde vastos pantanos, ha recibido varios vistosos sobrenombres a partir de su renacimiento, en 1959, cuando comenzó la oleada interminable de refugiados cubanos, que escapaban del castrismo, y que aún hoy “fertiliza” sus costas. A los títulos político-turísticos de “Capital del Sol” y “Capital del Exilio”, creo que habría que agregarle para su gloria la de “Reino de los ex”, porque esta urbe pujante y pujona, fotogénica y esperpéntica, la de las mil caras, está plagada de una riquísima fauna de “ex”: ex batistianos, ex fidelistas, ex latifundistas, ex chivatos de los CDR, ex altos funcionarios de algún ministerio, ex agentes de la tenebrosa Seguridad del Estado, ex jineteras de alcurnia, ex académicos, ex inquisidores, ex tecnócratas de Lomonosov (a lomos del oso ruso), ex escoltas de los capos castrenses, ex cronistas bélicos, ex presos políticos de dudosa autenticidad, ex militares de alto rango y hasta un engendro de “poeta ex contrarrevolucionario”, como se firma sus bodrios letales. Hay de todo en este pretencioso rebaño del Señor, que creo que no sabe bien qué hacer con tanta originalidad humana y tanto ego mayúsculo.
Sin embargo, salvo una o dos excepciones, el común denominador de estos “hombres nuevos”, que parió la Historia en el último medio siglo, es la total desvergüenza con que exhiben sus currículos y venden sus memorias a los medios de confusión, perdón, quise decir de difusión masiva, todos los días de este mundo. ¿Arrepentimiento por las barbaridades cometidas en nombre de la supervivencia en la dictadura? Ninguno. ¿Rectificación moral o ideológica genuinas? Ninguna. ¿Cargos de conciencia por el daño hecho? Ninguno. Palabras como honradez, decencia, ética, dignidad o amor propio son arcaísmos en desuso, palabrotas rancias que no se deben articular ni por equivocación, no vaya a ser que alguien piense que se las están dando de santos, de misioneros o de cruzados por la libertad de la isla: hay que ser “dialécticos” y “pragmáticos”. Sólo esto.
Y hay que ver, entonces, cómo se sientan ante las cámaras y micrófonos, con una total amoralidad, a revelar los secretos y las intrigas de la corte castrista a la que pertenecieron hasta ayer de tarde. Así, después de jurar, casi con lágrimas en los ojos, que no se quedaron ni con un solo centavo de los miles de dólares que manejaban sirviéndole a los Comandantísimos ―el brazo negro de la mafia castrista es largo, poderoso y despiadado, y lo mismo provoca infartos cardíacos que resbalones en las bañeras―, plácidamente trazan perfiles psicológicos de las estrellas de la historia y hasta nos enteramos que un nieto del actual monarca es arrogante, racista e insoportablemente despótico y casi que heredero al trono por su capacidad de “legislar” a golpes de testículos.
Claro, todos estos detalles fidedignos están avalados por la convivencia bajo el mismo techo en las vastas mansiones de la casta gobernante a la que pertenecían los hoy “disidentes” o, mejor dicho, desertores. Porque estos sí que justamente deben tener el título de desertores ya que, pisotón de callo mediante, desertaron de las filas de la alta plutocracia cubana para “denunciar” atropellos, interrogatorios en Villa Marista después de ser secuestrados y encapuchados, violación de sus derechos humanos y civiles, negación de asistencia médica y otras lindezas, como la pérdida de algún Rolex de oro puro.
Pero, ¿dónde estaban ellos mientras todo esto igualmente le sucedía al común de los mortales, década tras década? ¿Por qué “desconocían” la realidad? ¡Ah!, porque ellos andaban por otras tierras del mundo “defendiendo la Revolución”, operando empresas capitalistas dedicadas al tabaco o al ron o a lo que fuera, siempre que generara dólares constantes y sonantes ―¿cuánto se destinó a comprar leche para los niños cubanos? ―; andaban viajando a Europa para recibir tratamientos médicos de vanguardia ―¿quién financiaba esta asistencia de primera que la potencia médica no ofrecía? ―; andaban por Varadero disfrutando de la vida en las casas exclusivas de los generales. Porque “ser hijo de…” ―y sobre todo de uno de los históricos “Comandantes de la Revolución” ― y haber estado en la cúspide del poder, inevitablemente, condiciona una ceguera moral que difícilmente se cure, aun en la mítica “Miami de los ex”.
Por lo que intuyo (y ojalá me equivoque), la reconstrucción material de esta Cuba en ruinas nos costará unos cuantos miles de millones de dólares y llevará algunos años porque el bombardeo del odio castrista ha sido demasiado largo. Pero la restauración moral, la siembra de escrúpulos éticos, la talla de una tabla de valores cívicos y ciudadanos costará siglos. Como dijo el iluminado de Varona, “La moral no se enseña, se inocula”, pero, ¿dónde están los titanes que puedan salvarnos con su entereza de alma de esta epidemia de amoralidad que padecemos? ¿Alguien me puede ayudar a soñar? ¡Ay, Cuba, Cuba!

20 comentarios:

Gino dijo...

Hola José, ya estoy de vuelta.
Fue un mes muy intenso en todos los sentidos, pero la familia y su calor nos hacen olvidar el entorno en nuestra isla.
Que ricura de texto este que publicas, yo acá en el sur, creo estar a salvo de tanto ex, creo.
Un abrazo.
Gino.

JosEvelio dijo...

Siempre constitutye un placer incluir en el Blog, los lúcidos y agudos post de Ondina León.Gracias y saludos a todos.

JosEvelio dijo...

Gino con alegría recibo noticias de ti y los tuyos.Ten la seguridad que con tantos 'ex' no es fácil.Saludos y bendiciones.

Roger Rivero dijo...

Es una pregunta que no tengo respuesta, pero las fuerzas del bien no nos dejara solos cuando llegue el mommento, ellso van cuesta abajo en su ignorancia y desverguenza y cuado a mala hierba termine entonces esas fuerzas por ahora sin noticia emergeran como por odra de Dios, oremos siemrpe por ello. Muy lucido y placido leer cosas como esta no polarizadas y escrita desde la humidad y el servicio, un condial saudo y un fuerte a abrazo, gracias por compartirlo!!!

JosEvelio dijo...

Roger suscribo la misma incertidumbre,de cómo pondremos en orden nuestras ideas acerca de la Patria.Y pienso que la oración y la reflexión individual serán vitales.Gracias amigo.

Anónimo dijo...

Dentro de la fauna variopinta que constituye hoy la "blogosfera cubana" hacía tiempo no leía análisis tan lúcidos e inteligentes como los que publica Ondina; es un verdadero regalo para el alma. A mí al menos me devuelve la esperanza que mientras haya personas que piensen y escriban así, vale la pena... Exceso de entusiasmo? No sé, puede ser; pero en cualquier caso, gracias Ondina. Una persona que te admira y te quiere desde la distancia, Rafael Pantoja

Zoé Valdés dijo...

Magnífico. Yo no diría "amoralidad". Yo diría inmoralidad, que a mi juicio es peor. Soberbio artículo.

Anónimo dijo...

Magistral el título que Ondina ha otorgado a nuestra ciudad. Y digo nuestra por todo lo que le hemos aportado y de la cual hemos bebido. ¡Qué triste observar el vertedero en que se convierte cubierto por el manto de la real democracia! Confío en que la Historia depurará sus aguas albañales.

Frida M dijo...

Lúcido, importante artículo. Ondina León se ha hecho imprescindible.
Gracias JosEvelio, Ms. Leoón.
Frida Masdeu

Anónimo dijo...

Bueno..es un analisis respetable ...pesimista y parcializado...Que tiene que ver que fuero ex???...Ya lo dice: EX..entonces??...Hacen bien esos ex en difundir lo que conocen..la hace mas dano un ex..que 100 no ex.hablando de Cuba desde Miami....muchos se han expuesto al hablar en btv..algunos sufrieronb atentados..pero...hicieron su deber..denunciar lo que conocen y ademas..los que quedan alla..meeio confundido los escuhan y cogen el camino correcto..no para venir aqui a bque alguien le diga Ex...o los cuestiones..pues todos ustedes nacidos en Cuba ..tambien..la mayoria..fueron ex...

Cuban American

Anónimo dijo...

Si, siglos tomara la reconstruccion moral. Ondina atina, como es habitual.



Teresa Cruz

TURANDOT dijo...

La Srta Ondina Leon ademas de lucida maneja el lenguaje con la soltura de un filologo. Al fin un blog donde los que escriben saben hacerlo. Y en cuanto a los ex creo que todos lo somos un poco....Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Simon-Jose dijo...

Mi muy estimada Ondina Leon;
Ante todo un saludo cubanisimo.
Anoche no me alcanzo el tiempo para escribir mi comentario y me alegro que asi haya sucedido, porque hay comentarios de los amables lectores-visitantes que me invitan a escribir.
Muy expresivo el comentario de Rafael Pantoja y muy preciso y oportuno el de Zoe Valdes.
Pero hay un comentario firmado por Cuban American con el que no estoy de acuerdo.
Ciertamente, hay una enorme cifra de cubanos, aqui en Miami, que son ex de algo.
Pero el quid del asunto no es ser ex, sino que a ninguno de estos que motivan este articulo se les ha ocurrido la honestidad, no ya de pedir perdon, sino de mostrarse arrepentidos por sus actividades a favor de la tirania durante mas de cuarenta años, que es tiempo mas que suficiente para darse cuenta de si un gobierno es bueno o malo y si encarcela y fusila por justicia o por odio.
Todo lo contrario, esos personajes estan aqui, omnipresentes en algunos programas televisivos y en la prensa y se les ve que "se sienten importantes", aqui donde pululan los hombres que cumplieron decenas de años en una prision politica las mas de las veces infrahumana.
Citare un ejemplo personal.
El dia 16 de Marzo de 1982 se inauguro un Hospital en el pueblo de donde soy oriundo.
La noche antes fui detenido, junto a otros tres conocidos, y llevados a investigaciones del G2. Alli estuvimos tres y cuatro dias.
Simplemente porque Castro en persona inauguraria ese hospital.
Al regresar nos enteramos que habian habilitado un antiguo almacen y alli tuvieron, durante todo ese tiempo, a unos doscientos cincuenta o trescientos hombres, hasta que pasaron varias horas de haberse retirado Castro y les permitieron regresar a sus casas.
Otro ejemplo mas:
Creo recordar que fue el año 1987 que se celebro el 26 de Julio en Artemisa.
Desde los primeros dias de Julio, en mi pueblo, San Cristobal, Pinar del Rio, (34 kilometros de Artemisa hacia occidente) comenzaron a citar, por la seguridad del estado, a muchos de nosotros. Se nos hacia firmar una "carta de advertencia" de que a partir de ese dia de ser "advertidos", no podiamos pasar del puente de San Cristobal rumbo a Artemisa hasta despues del 26 de Julio, y los dias 24, 25 y 26 debiamos estar en nuestra casa, sin salir a ninguna parte, y sentados donde "ellos" nos vieran cada vez que se les ocurriera pasar por alli. Yo fui "advertido" el dia 10 de Junio.
Un mes y medio antes.
Y ahora nos encontramos personajes que estuvieron todas estas decadas al lado de Castro, en su presencia, hasta le amarraban los zapatos y le "abotonaban" el calzoncillo, y vienen haciendose los buenos y "traen un saco de chismes" de como viven los "dirigentes".
No joroben. Para haber estado en esas reuniones de economia con Castro y cuidandole lo que debia comer y otras cosas mas, para llegar a esas posiciones, hay que tener una H y una P del tamaño de una casa de tabaco.
Y si bien rectificar es de sabios, y debemos aceptar de corazon que hayan rectificado, es deber de ellos aceptar publicamente que, a fin de cuentas, siempre fuimos nosotros "los buenos" y ellos "los malos", y eso se percibe sobradamente en el resultado del "trabajo" de cincuenta largos años "construyendo el socialismo" en Cuba.
Todor Yivkov, que fuera primer secretario del pc bulgaro y primer ministro de aquel gobierno, expreso publicamente, despues del cambio, que el simpre supo que el comunismo no era bueno para su pais ni le resolveria los problemas y necesidades a la ciudadania, pero que el entendio que su deber era seguir ese camino y asi lo hizo. Y LE PIDIO PERDON AL PUEBLO BULGARO POR TODOS LOS SUFRIMIENTOS QUE LE HABIA OCASIONADO EL PARTIDO COMUNISTA BULGARO A SU NACION Y A SU CIUDADANIA.
Un abrazo cubanisimo
Simon Jose Marti Bolivar.

Simon-Jose dijo...

Teresa Cruz. Comentario 13:21.

En este punto no estamos de acuerdo.
Dentro de tantos mitos que han sido usados como sosten de la tirania castrista, este es uno de ellos.
Cierto que hay una marcada deformacion en lo que podemos llamar "los cubanos nuevos" respecto a valores morales y sociales. No es necesario repetir la causa. Todos la conocemos y la sufrimos.
Para nosotros, aqui en el exilio, la muestra mas expresiva la constituye los jovenes que estan llegando desde hace unos diez años. Tambien todos conocemos los criterios generalizados al respecto.
Si observamos a estos jovenes, veremos que al principio no les es facil adaptarse, pero dos o tres años despues ya tiene sus camionetas, planean comprar casa o independizarse formando su propia compañia. No todos, pero si muchos de ellos. Incluso van cambiando su modo de hablar y a los tres o cuatro años ya no se les escuchan las "malas palabras" en publico, ni hablan tan alto, etc., etc.
Y es que el medio es distinto. Aqui se ven motivados por el interes personal y las reglas del juego de la sociedad y el mercado.
En Cuba, las largas decadas de carencias de todo lo indispensable para la vida, nos ha hecho retrotraernos en la civilizacion, volver a la epoca de la lucha instintiva por la subsistencia, imponernos al igual que los animales salvajes a los demas de la manada o de otras manadas.
Pero la sociedad es un ente vivo, y como tal se cura a si misma. Ella crea "anticuerpos" para protegerse de enfermedades.
Solo debemos crear las condiciones necesarias para vivir y veremos.
Cuando los cubanos no tengan que empujarse para subir a una guagua, ni empujar para adquirir un producto o esconderse para comer un pedazo de carne, etc., etc., etc.
Cuando existan leyes que hagan respetar la propiedad ajena,
cuando este abastecido el mercado de articulos industriales y productos alimenticios, cuando todo este al alcance de la mano y nuestro trabajo sea el que nos proporcione los recursos para adquirir lo que deseamos o necesitamos, entonces valoraremos al trabajo y respetaremos la disciplina laboral y social.
Repito, solo es necesario crear las concidiones necesarias en Cuba y entonces "veremos lo que corre un gato en sabana limpia" (sabana = pradera).
Siempre debemos tener fe en el mejoramiento humano y, sobre todo, hacer todo lo que este a nuestro alcance para ese fin.
Por lo demas, debemos tambien comparar a los jovenes que vienen de otros paises y vemos que hay muchas similitudes de comportamiento social, diferenciandose en que los cubanos "hablamos muy alto" y decimos muchas malas palabras y los jovenes de otros paises estan mas conscientes de la importancia del trabajo, y esto es lo mismo que cito arriba, ya que ellos vienen de paises donde hay condiciones de vida muy diferentes a las de la Cuba actual.
Cuando las jovenes cubanas no se vean en la necesidad de venderse, aunque sean doctoras, para poder mantener a sus hijos y familia, cuando los jovenes matrimonios puedan tener su propio "nido" y mantenerlo con el trabajo de ambos y tener y mantener a sus hijos, cuando todos estemos inmersos en la voragine del trabajo, de la demanda, de la atencion a los clientes, etc., etc., etc.,
Se vera el cambio en el comportamiento social de los cubanos a diario.
Demas esta decir que siempre habra delincuentes, prostitutas, drogadictos, etc., etc.
Hace muchos años lei un articulo de Emilio Zola titulado "La Democracia".
Alli Zola nos dice:
"A pesar de todo, el mañana siempre tendra razon. El mundo se hizo en medio de cataclismos. Al final, la obra fue buena".
Y para Ondina, mi comentario para ayudarla a soñar, que es muy posible y no es muy dificil, se queda para mañana, porque debo trabajar temprano y son casi las 2:00 AM.
Un abrazo patriotico y cubanisimo.
Simon Jose Marti Bolivar.

Anónimo dijo...

Sra. Leon: Alguien pudiera editar el comentario de el Cuban-American, pues la verdad es que no entendi bien lo el Sr. ha querido decir. Habra sido en Esperanto?
La Sra.Leon como siempre poniendo el dedo en la llaga a los Ex y a los que no son, pues parece que le duele a muchos.El problema de la Isla Maldita es muy profundo, solo los que lo vivieron pueden entender los demas que sigan comiendo lo que comen los pollos: MIERDA.

George Sand.

Anónimo dijo...

La voz autorizada de Maurice lo definió como daño antropológico. Yo misma sufro consecuencias de ese daño y no estuve toda la vida expuesta a la tiranía directamente pero sí en años cruciales para la formación. Me incluyo entre las víctimas. Muchos gestos crispados que proliferan entre exiliados de los primeros momentos son el resultado de un exilio dificil e interminable. Todos requerimos sanación. Ponerle tiempo es dificl pues ahí está el cáncer que no ha sido extirpado.

Hablo de siglos porque los anticuerpos de la sociedad son ahora mínimos pues aún no hay libertad y el organismo cubano no ha podido comenzar su sanación. Quien dice siglos, dice décadas, depende de cuando comience el regimen de curación. Pasó en Europa después de las guerras mundiales. Tiene lugar aún ese proceso después del desmembramiento de los satélites de la ex-Union Soviética.

Teresa Cruz

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo, pero eso de los cubanos "ex" no es solo típico de Miami. En muchas otras ciudades del orbe hay miles de cubanos "ex". Ya sea en Paris o en Londres, en Madrid o en San Francisco, esa epidemia de "ex" cubanos se extiende por todo el mundo como un virus del castrismo.

Gustavo Gabriel dijo...

Entiendo a los que fueron engan~ados por el regimen cubano, los que procuraron una sociedad mas justa. El hecho es que cuando un gobierno controla todos los medios de comunicacion es muy dificil conocer la verdad.
Los nin~os en Cuba son adoctrinados desde que entran en la escuela. No habia manera de conocer otra fuente, sino que la oficial. Hoy en dia la realidad es distinta, la tecnologia le esta pasando su factura a la dictadura. Gracias a los moviles, y la computacion los individuos tienen acceso a una informacion alternativa. Finalmente es esta tecnologia la que terminara derribando el muro.

Gustavo Gabriel dijo...

Un saludo desde Maldonado, URUGUAY. VIVA CUBA LIBRE DE LOS CASTRO.

JosEvelio dijo...

Gracias a 'toitícos' los que comentan y dejan sus valiosas opiniones.Escogí el poema de Jorge Luis Borges, "Juan López y John Ward" especialmente por los versos:
"y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel."
Saludos a todos.