martes, 16 de agosto de 2011

Carta abierta a Pablo Milanés

“No te amilanes, Milanés”
Por Ondina León ©

Pablo Milanés:
Tú pudiste haber sido un hombre bueno, pero te ha faltado el primer valor que un ser humano tiene que tener: el valor. Y no es que te hayan faltado oportunidades a lo largo de tu vida para alcanzar ese coraje ético.
Cuando estuviste en los campos de concentración de la UMAP, debiste tener el valor de reconocer que tu revolución era una dictadura represiva, que no respetaba ni el talento artístico ni la libertad de cultos religiosos ni mucho menos la diversidad en la identidad sexual. Pero no, preferiste buscar refugio debajo de la falda de Haydée Santamaría, esa misma “libertadora” que se ajustició, para poder seguir cantando, sobre todo a los represores y a los asesinos fotogénicos, como Ernesto Guevara, con la libertad de los siervos o los galeotes.
Durante el llamado “Quinquenio Gris” de la cultura (¿alguna vez ha sido luminosa una dictadura?), ¿cuántas veces alzaste tu voz contra la defenestración y el “ninguneo” de tantos intelectuales y artistas? ¿Tendré que recordarte casos y nombres? Seguro que no: tú los conoces muy bien, de cerca, a la mano...
Cuando las campañas bélicas del imperialismo castrista en África, a donde tu gobierno enviaba a nuestros compatriotas a morir, sobre todo a los negros, como nosotros, con el axioma elemental de “los cubanos ponen los muertos y los rusos, las armas”, ¿cuántas veces te rebelaste contra esta injusticia bárbara? Ninguna, que yo sepa, porque preferiste cantar “la gloria que se ha vivido”, esa que ha vestido al dictador de “legitimidad” y “respeto” ante las izquierdas del mundo.
Cuando en 1980, durante el carnaval de los vándalos castristas, que repudiaban con palos y piedras a los que querían huir de la pesadilla caribeña, tú, guitarra en mano, declarabas a voz en cuello “yo me quedo”, porque eres del Caribe y amas esa isla, que para ti no es una gran cárcel con barrotes de espuma de mar y tiburones guardianes. ¿Realmente no sentiste vergüenza de ser cubano en aquel entonces? Yo sí, y mucha, porque cuando un pueblo se envilece, Dios llora.
Y, más tarde, cuando en 1994 se produjo “El Maleconazo” y el éxodo (otro más) de miles de balseros, ¿no se te ocurrió preguntarte por qué Cuba se seguía desangrando en una espiral de desastres absurdos y maquiavélicos?
Y hoy, ¿no te preguntas por qué tu patria se ha convertido en otro Haití? ¿Ya les escribiste una canción a las Damas de Blanco, ahora que dices que hace falta libertad en tu tierra? ¿Cómo te juzgo, coterráneo? ¿Qué hacer, entonces?
Dentro de unos días darás un recital en Miami, conocida como la Capital del exilio cubano, y hay tremendo debate sobre si tienes derecho a presentarte o no, donde están refugiadas tantas víctimas del castrismo. Para mí está clarísimo que, en este enclave de libertad y democracia, todo el mundo tiene derecho a cantar, sea de izquierda, de derecha o castrista, como tú. Como también los cubanos debería tener el derecho y el deber de dejarte sin audiencia, a teatro vacío; o a parapetarse en otro recital con artistas libres, que te silenciaran con su música. Sin embargo, tristemente admito que sé que llenarás ese estadio, porque la mezcla de amoralidad y nostalgia aberrada, de irresponsabilidad histórica y egocentrismo, de frivolidad y desmemoria, que padecen muchísimos cubanos y otros tantos hermanos de América Latina, te garantiza la audiencia.
Yo no estaré allí ni te aplaudiré ese repertorio, que tienes que haber escogido muy bien, en otro ejercicio más de complicidad con el castrismo, para demostrar que “eres artista, no político”, como eructan esos colegas tuyos a los que no les importa Cuba y sus miserias. ¿De verdad tú crees que eres “progresista” y socialista? Deberías tener el valor de admitir que en Cuba no puede haber progreso real bajo la bota del castrismo, ese añejo sistema de patologías. Pero, claro, creo que tus vacaciones en Cancún, junto a tu esposa española, o el mojito que te tomas en tu residencia habanera con piscina, no te permiten pensar bien.
Me hubiera gusta mucho comenzar esta carta diciéndote “Querido Pablo”, pero reconozco que soy muy imperfecta y me cuesta la vida querer a alguien que le desea salud a un tirano sanguinario. Lo siento, Pablo, yo también soy Cuba, aunque apenas me reconozca a mí misma, desde que me desterraron a golpes de injusticias y de complicidades, como esta tuya, imperdonable.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida amiga Ondina gracias: Por presentar tu carta abierta a p.m. en mi blog.
!!Prohibido olvidar!!
JosEvelio Rodríguez-Abreu

Roberto Zarranz, M.D. dijo...

Perdonarse se puede, pero eso esta para El Senor. Lo que no podemos hacer es olvidar e ignorar el gran dano que hace el Castro-comunismo. No recordar y tener presente los sufrimientos que causan, es ser acomplice y mandar el mensaje que lo intolerable es tolerable. Que en el cielo Ddios los juzgue pero en la tierra tenemos que combatir el mal.

Zoé Valdés dijo...

Soberbia. Gracias.

Chris dijo...

magnifica carta a este personaje que no se puede llamar compatriota sino como bien lo llama ud. coterraneo porque nuestra patria la nuestra Cuba no es la misma patria donde nacio este personaje. gracias

Anónimo dijo...

...la mezcla de amoralidad y nostalgia aberrada, de irresponsabilidad histórica y egocentrismo, de frivolidad y desmemoria, que padecen muchísimos cubanos y otros tantos hermanos de América Latina... Ondina, esto es lo mas preocupante y triste. Bueno que no hayas dejado pasar el momento para recordarnoslo. Gracias.

Anónimo dijo...

COMO DIJO ZOE SOBERBIO

Anónimo dijo...

Ondina: ¡Esto sí que es valor! Si Enrique Patterson se lee esta carta le va adar tremendo dolor en el... alma. Gracias. Roberto Uría

Arely S Bolivar dijo...

GRACIAS ONDINA POR TU CARTA:

SABEMOS QUE MUCHO DE NUESTROS HERMANOS DE AMERICA LATINA LES INVADE EL SENTIMIENTO ANTIAMERICANISTA,,, A DIOS GRACIAS NO SON TODOS SON LOS SON,NI SON TODOS LOS QUE ESTAN,,,,

LAMENTABLEMENTE A MUCHOS LES ESTA TOCANDO VIVIR LO NUESTRO, LO QUE NOS IMPUSIERON,CON LA DIFERENCIA DE QUE ELLOS SI HAN PODIDO VOTAR POR SUS PRESIDENTES,,,,A NOSOTROS LOS QUE NOS DUELE CUBA LOS FELICITO,A LOS QUE HEMOS SIDO ATROPELLADOS DESDE NINOS POR SER HIJOS DE PRESOS POLITICOS, A LOS QUE NOS ENTRISTESE EL DESPARPAJO EN QUE SE HA CONVERTIDO NUESTRA PATRIA,PORQUE A PESAR DE LA DISTANCIA NO NOS OLVIDAMOS A QUE SABE EL DOLOR DE MUCHOS QUE ESTAN Y LOS AUSENTES,ES QUE AUN PODEMOS DECIR
CUBA TUS HIJOS TE AMAN

Anónimo dijo...

Si,es cierto Ondina,nos hemos parapetado en el olvido.Obviamos las inmoralidades politicas y viramos la cara con cualquier excusa.Podemos hablar de reconciliacion incluyendonos todos,o no.A veces eso me detiene de ser mas directo y apuntar con el dedo.Me recuerdo parecido a los que me señalaron alguna vez,y me odio por eso.
No obstante,me uno a tu coraje de cubana dolida y pateada.Nosotros terminamos siendo los
"vilipendiados" de que hablaba el Che.Triste destino.Ahora vivimos en un limbo de impertenencia.Sin embargo nunca fui mas cubano ni me senti mas cubano que en este exilio.
Pablo pudo ser artista,pero se convirtio en un politico que canta.Como tal es juzgado por aquellos a los que nos paso el tiempo y nos hemos puesto viejos.Gracias de nuevo por tu carta.

Mercy dijo...

Con este plato, ya no necesita postre. ¡¡¡Genial!!!

almudema dijo...

Hace muchos anos que no escuchaba tantas verdades juntas.
Todo mis repetos para usted Ondina, con mucha educacion y respeto usted a dicho verdades .
Sludos

Anónimo dijo...

Gracias a todos por dejar libremente sus diferentes opiniones.A Zoé Valdés, Chris, Dr. Robert Zarranz, Arely S.Bolivar, Roberto Uría, Mercy, Almudena y los amigos anónimos.Insito amiga Ondina León: !!Enhobuena!!
JosEvelio Rodríguez-Abreu

Anónimo dijo...

MARTI DIJO:
SOLO LOS COBARDES Y DEBILES SON CAPACES DE DOBLAR LAS RODILLAS ANTE LOS TIRANOS QUE LE SOMETEN.
Y PARA UNA MUESTRA VIVIENTE AQUI TENEMOS AL SENOR MILANES.
QUE DE PERSEGUIDO POR SU TROVA AL PRINCIPIO COMO SILVIO RODRIGUEZ, SE CONVIRTIERON EN PERROS FIALES DEL TIRANO QUE MARTIRIZA A NUESTRO QUERIDO PUEBLO CUBANO.
EL POETA.

Anónimo dijo...

Y AHORA VIENE MILANES A PRESENTAR SUS CANCIONES A EXILIO CUBANO?...DESPUES DE HABERLA PUESTO A LOS PIES DE LA TIRANIA CUBANA Y SER SU REPRESENTANTE, A TRAVES DE SU ARTE, DURANTE TANTOS AÑOS.
APOYO LA CARTA DE ONDINA INCONDICIONALMENTE PUES ES CLARA PARA UN TRAIDOR COMO PABLO MILANES.

Miguel.A Otano dijo...

Te felicito Ondina muchas gracias esta buenisimo.

Miguel.A Otano dijo...

Despue de tu escrito evidentemente puede cambiarse el apellido "Pablo El Amilanado"

Anónimo dijo...

Que pudiera contestar Pablo Milanes a las verdades que le canta Ondina? Tendria que meterse la lengua en la sombra del sotano de su espalda y meter su cabeza entre las piernas, y huir bien lejos adonde nadie lo alcance.

Anónimo dijo...

Muy buena la carta abierta de Ondina León a Pablo Milanés http://www.guitafora.com/2011/08/no-te-amilanes-milanes-por-ondina-leon.html . Repasa la memoria histórica, la ética y el fenómeno de la amoralidad de la sociedad cubana actual.
En el caso particular de Pablo Milanés, aunque tardío, "lo prefiero compartido" entre un pasado abominable y un presente de reflexión y cierto compromiso social con la realidad histórica de su sufrido pueblo.
Si de estrategia se trata, para alcanzar algún acercamiento entre el pueblo cubano actual de la Isla y del exilio, ya sabemos que necesariamente hay que pasar por alto los conceptos de ética y moral como hasta ahora los hemos entendido . Más bien hay que redefinirlos en un limbo abstracto. Con estas bases, Milanés es un vínculo a considerar, ¡no precisamente para rechazar!
No voy al concierto de Pablo Milanés porque me desagrada muchísimo Hugo Cancio, el empresario que promueve y presenta el espectáculo, el cual, sistemáticamente, trata de herir al exilio con propuestas divisorias y controversiales en la ciudad de Miami.
No voy al concierto de Pablo Milanés (el mejor y más musical del movimiento) porque hace tiempo perdí el código armónico y melódico de la llamada Nueva Trova Cubana y, al margen de Yolanda y alguna que otra canción, ese movimiento musical ya no me llega. Sin embargo, aunque prácticamente solo escucho música clásica, sigo disfrutando la Trova Tradicional de la primera mitad del siglo XX, los boleros de siempre, el rock suave, Los Beatles y las grandiosas baladas franco italianas y americanas de las décadas de los años 50, 60, 70 y 8o.Gil Fernández. Agosto 19, 2011.

Miguel Galban Gutierrez dijo...

Te felicito Ondina, buen escrito

Anónimo dijo...

No se quien eres Ondina Leon, pero si se que eres una cubana que sigues amando a Cuba y despreciando a tantos traidores que viven alla como Milanes y a tantisimos que viven aqui y que seguro que van a llenar el teatro y aplaudir a este testaferro cobarde. Te felicito Ondina por tu carta. Una cubana que llego aqui con 23 anos y ya cumplio 72 pero que sigue siendo tan cubana como el dia que llego.

Anónimo dijo...

Gracias por tener los co...nes bien puestos y decir las verdades que a algunos les molesta. A ese lame botas(no es asi como les decian en Cuba) no lo ecuche alla ni tampoco lo escuchare aqui. Alla los nostalgicos. Que vaya a cantar "Yolanda" a donde le paguen en chavitos.

George Sand.

RSánchez dijo...

Parafraseando a un cubano universal:
"Yo también viví dentro del monstruo, y le conozco las entrañas"... Me duele saber de lo que hablas...

Me disculpas el tuteo (mis 6 años en la isla me dejaron marcas, unas buenas y otras malas)... pero permíteme decirte Ondina, que tus palabras para mí son balas envueltas en terciopelo. Tu cortesía y tu educación revisten de dignidad a la contundente acusación de cómplice y encubridor de crímenes contra la humanidad que carga en sus espaldas Pablito Milanés.

Millones compartimos la misma convicción.

Sabemos que no discutes el arte de Pablo, sino su actitud ante la vida... Y palabras como las tuyas deben servir para ubicar en su debido contexto el papel que (no sólo Pablo, sino todos) desempeñamos los que hemos tenido la suerte de tener contacto cercano con la realidad y el pueblo cubanos.

En evidente contraste al sujeto que comentas, dejo constancia de mi humilde reconocimiento a los miles de personas que, con menos voz pero más co**nes, eligieron (dentro o fuera de Cuba) el camino opuesto al del silencio conveniente que les hubiera permitido disfrutar de beneficios...

Anónimo dijo...

Sencillamente genial.

Anónimo dijo...

Acabo de leer la carta de Pablo Milanes en respuesta a la exacerbada frustracion de Edmundo Garcia por entrevistarle sin el mas mínimo logro, y no puedo apartar mi consciente pensante de una imagen que al parecer ha estado aguardando por este momento para salir de algun archivo olvidado en mi subconsciente, que por razones biológicas del cerebro humano no podemos borrar tal cual hacemos en el disco duro de un computador. Sucedió en una esquina habanera, el lugar es lo de menos dada la proliferación de la actividad.......Eran dos jineteras, articulando un enfrentamiento con frases propias de su género pero con cierta influencia literaria de escuela secundaria de la que nunca trascendieron porque el oficio de la calle les supeditaba el instinto de supervivencia por el camino mas fácil en una sociedad hostil gobernada por un régimen no menos hostil ...Una, aparentemente con mas rango que la otra , por sus años de dedicacion ininterrumpida al servicio de "El Chulo Mayor" y con mas logros adquiridos por sus excepcionales méritos en el arte de la adulación musical , le espetaba a la otra que ella era ingobernable e incuestionable en sus andares internacionales y que tenía mucho kilometraje a su favor.....La otra, una blanquita venida a menos, envidiosa, recalcitrante, y apabulladoramente pendenciera , no podia soportar que la mulata jacarandosa a pesar de estar muy entradita en años , aún sabía de como agenciárselas para ganarse un buen billete sin darle cuentas a nadie y a última hora querer escapar de las fauces de "El Chulo Mayor" antes de que este reciba la estocada final. Quizas sea una coincidencia demasiado cruel o una analogía de lo absurdo, pero la realidad siempre supera a la ficción y no es nada ficticio lo que está ocurriendo ahora mismo en La Habana y en muchas otras partes de Cuba, en que mientras simples mujeres de pueblo, con toda la valentía y el arrojo que las enmarca, exponen sus vidas en aras de una Patria libre y democrática, dos "mujerzuelas" en Miami se disputan en una bronca epistolar la inquebrantable lealtad y admiracion por "El Chulo Mayor"

Anónimo dijo...

Olvidé firmar mi pequeña apreciación anterior. Estoy despierto desde las 3 de la madrugada.
Angel Calzadilla

Anónimo dijo...

Realmente lamentable este texto. No me gusta Pablo ni su ambibalencia tardía, pero está visto: el resentimiento no sabe escribir. Pruebe sin odio, Ondina, y verá que le queda mejor. Gracias.